Nuevas evidencias sobre la utilidad de la vacuna VPH

La doctora Carme Valls-Llobet, endocrinóloga y presidenta de la asociación científica Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS), a la que conozco personalmente, ha aportado nuevos e interesantes datos sobre la baja eficacia de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), virus que puede provocar cáncer de cuello de útero. Así, cuenta que en diciembre de 2007 se consideraba que en España la prevalencia de las cepas 16 y 18 de este virus, supuestamente las más comunes, era sólo del 50% de las lesiones graves de cérvix  o de cáncer, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) citados en  (Martínez–González MA et al 2008)[i], pero basándose en estudios efectuados durante 2005-2006.

Posteriormente -comenta Valls- muchos clínicos ya hemos observado que la mayoría de infecciones no eran producidas por estas dos cepas, pero dos recientes estudios realizados durante 2008 por dos equipos españoles en cuatro territorios diferentes del Estado Español, corroboran la observación clínica”.

En el estudio realizado en Cataluña por el doctor González–Bosquet[ii], sólo el 28,2% de mujeres con este tipo de cáncer fueron infectados exclusivamente por los tipos 16 y 18. En el análisis realizado en tres puntos de la geografía española, Cantabria, León, y Burgos, por el investigador Gomez-Román[iii] del departamento de Anatomía patológica del Hospital Marqués de Valdecillas (Santander), se observó que era muy frecuente la presencia de múltiples genotipos de virus entre la población, y que los serotipos 16 y18 en las lesiones de alto riesgo sólo se presentaban en el 30%, y estaban ausentes en el 70 % restantes.

Todos los estudios más recientes publicados confirman las observaciones clínicas, que nos permiten afirmar que las cepas 16 y 18 sólo producen el 30% de lesiones precancerosas o cancerosas en España. No se puede afirmar con evidencia científica que la vacuna del VPH protege del 70 % de las lesiones, como han pretendido los fabricantes de las vacunas Gardasil y Cervarix. Estas mismas evidencias se han observado entre la población alemana y hace replantearse a la salud pública la vacunación de la población de niñas con las actuales vacunas.


[i] Martínez-González MA, Carlos S, de Irala J. [Human papillomavirus vaccine: optimism versus prudence]. Med Clin (Barc). 2008 Sep 6;131(7):256-63.

[ii] González-Bosquet E, Esteva C, Muñoz-Almagro C, Ferrer P, Pérez M, Lailla JM. Identification of vaccine human papillomavirus genotypes in squamous intraepithelial lesions (CIN2-3). Gynecol Oncol. 2008 Oct;111(1):9-12.

[iii] Gomez-Roman JJ, Echevarria C, Salas S, González-Morán MA, Perez-Mies B, García-Higuera I, Nicolás Martínez M, Val-Bernal JF. A type-specific study of human papillomavirus prevalence in cervicovaginal samples in three different Spanish regions. APMIS. 2009 Jan;117(1):22-7.

Un mensaje de tranquilidad ante la Gripe A

Hace unos días me escribía con un médico de familia que ejerce en Barcelona, Josep Manuel da Pena. Comentábamos que nos espera a todos un otoño “caliente” con la previsible expansión de la pandemia de Gripe A. Expansión previsiblemente “natural” pero también artificial; no hace falta ser un lince para suponer que si hay en estos momentos varios laboratorios farmacéuticos preparando a toda prisa la que será su oferta de vacuna contra la Gripe A, que estará lista tras el verano, querrán “colocar el producto en el mercado” a la mayor brevedad posible y con el mayor número de dosis. Pedí a Da Pena que, a título puramente personal, me escribiera unas líneas sobre este asunto. Aquí quedan sus reflexiones, siempre es bueno conocer la opinión de un médico para ir encarando esa particular “cuesta de otoño”:

1. Estamos en presencia de una pandemia de un virus que produce sintomas superponibles, aunque de menor intensidad, con los de la gripe estacional, vieja conocida. Este virus aunque se ha dicho que procede de una mutación de un virus de cerdos, no queda claro.

2. Parece ser que la tasa de letalidad de este virus es notablemente inferior al de la gripe estacional (esta última, cada invierno produce miles de muertes sólo en nuestro país, mal cuantificadas porque al igual que el virus nuevo, lo que hace es complicar patologías de base previa, lo que en definitiva es la causa del fallecimiento). La diferencia es que las muertes de la gripe estacional no salen en los medios de comunicación y las de la gripe nueva sí y con todo tipo de detalles y fotografías de afectados y sus familias, lo que genera una situación de miedo e inseguridad en la población. La olla ya va haciendo chup-chup con lo que pasa en Sudamérica en este momento y con los dos casos de España y el cuartel y las escuelas, etc.

3. Existían ya desde hace tiempo en el mercado dos antivirales (oseltamivir y zanamivir) para la gripe estacional que ningún médico recetábamos por su falta de eficacia (únicamente habían demostrado algo así como un acortamiento de un dia en los síntomas). Por tanto debe haber ganas de colocar estos medicamentos.

4. El problema de la gripe es que se cura sola entre cinco y siete días solo con tratamiento sintomático y la trampa consiste en que si el paciente ha tomado un antiviral mientras tanto, atribuirá falsamente la curación al fármaco y nadie le sacará de la cabeza que no ha sido así, que le ha curado su sistema inmunitario (ha pasado tradicionalmente con los antibióticos y la gripe).

5. Cuando en otoño empiecen a multiplicarse los casos de gripe, nueva o vieja, la población asustada correrá a los centros asistenciales reclamando tratamiento, vacuna, etc. Me temo que los políticos recomendarán los antivirales, primero a grupos seleccionados (embarazadas o enfermos crónicos), pero dile tú a un paciente no incluido en uno de dichos grupos que no le das el fármaco, te puede colgar.

6. No creo que un laboratorio saque la vacuna (de seguro carísima) antes de los primeros casos, y aún así dudo que llegara a tiempo. Y ello sería, reconozco ser un malpensado, para no perder el negocio de los antivirales. El precio del oseltamivir (Tamiflu) supera los 40$, pero el otro (Relenza) valía 22,90€ hace dos años. La ministra dice que ya ha comprado no sé cuantos millones de dosis del primero y cree que con ello tranquiliza a la población.

7. Estamos en un mundo de locos.

En resumen, otra vez miedo irracional; poca capacidad de los políticos; nuevo negocio farmacéutico (como siempre con buenos estrategas). En lugar de moderarse los medios de comunicación; aplicar medidas preventivas (tan sencillas como lavarse las manos o utilizar pañuelos desechables); y enviar mensajes de tranquilidad a la población.

Internet y el marketing de los sospechosos habituales

Internet ofrece muchas posibilidades para obtener información sobre la ciudadanía. NetRank, por ejemplo, es una consultora británica que trabaja para multinacionales farmacéuticas como Pfizer, GlaxoSmithKline (GSK) y Johnson & Johnson, a las que ofreció hace tiempo su programa iReputation. Se trata de una herramienta informática que escanea de manera constante Internet buscando todo tipo de referencias que puedan interesar a las compañías. Éstas tratan así de proteger su imagen cuando surge algún problema, según reconocen publicaciones como CorreoFarmacéutico.com y El Cronista.

Una de las especialidades de iReputation es merodear en los blogs. John Straw, director de NetRank, se justifica así:

Alguien podría decir que estamos espiando pero en realidad esa información es de dominio público. Lo hacemos por el bien del paciente permitiendo que las empresas reaccionen más rápidamente a las preocupaciones”

Solo que esto está ocurriendo cuando, como denuncian cada vez más publicaciones, la industria farmacéutica está muy cuestionada y se multiplican los juicios interpuestos por pacientes a causa de los efectos colaterales de muchos medicamentos. Bueno, pues Eduardo Plaza -Director General de Saludalia Interactiva- y un conjunto de accionistas de la profesión médica han comprado la mencionada compañía a Unión Fenosa, su anterior propietaria. Claro que Saludalia también se dedica al marketing estratégico de la industria farmacéutica y posee una herramienta denominada Saludbase, base de datos del sector con datos de más de 150.000 profesionales sanitarios entre médicos, farmacéuticos, ATS y matronas. La compañía tiene además en Internet varios portales específicos para informar a todos ellos.

Antes la compañía Activity Benchmarking Deutschland había iniciado sus actividades de benchmarking -proceso continuo para medir las prácticas, productos y servicios de las empresas de la competencia o los líderes de cada sector industrial- para la industria farmacéutica en Alemania, Austria y Suiza uniéndose a la española QSM Activity Research (España) y a Activity Benchmarking Ltd. del Reino Unido. Activity ofrece

comparaciones confidenciales de indicadores de gestión y organiza foros para el intercambio de experiencias entre profesionales. Los proyectos abarcan marketing y ventas, la función médica, operaciones clínicas y otros ámbitos de la industria farmacéutica”, según explica una nota informativa de QSM. Y es que ese mundillo, como puede comprobarse, está rodeado de un halo de secretismo y términos confusos.

El resultado de todo esto es simple: todos somos susceptibles de estar en alguna lista. La intimidad real no existe. Nuestros datos personales no están hoy protegidos. ¿Quién no está ya harto de recibir  en su propio domicilio propuestas comerciales de todo tipo en una clara violación de su intimidad, perpetrada con la complicidad de las compañías telefónicas y la absoluta dejadez de las autoridades?

En Estados Unidos se han conocido en los últimos años detalles sobre la discreta relación económica que une a la industria de la salud y las farmacias. Resulta que éstas están recibiendo un dólar por cada paciente que recibe una carta de seguimiento sobre medicamentos o tratamientos y hasta tres dólares por cada llamada telefónica al cliente. La Administración estadounidense ha comprobado que el problema es hoy de tal magnitud que se les escapa de las manos e intenta ponerle freno. De ahí que desde abril de 2003 las nuevas leyes de privacidad médica obliguen al personal de salud a preguntar a sus pacientes cómo puede o no utilizarse su historia médica privada.

Convencidos de vivir bajo un paraguas de nocividad

Esta es una historia que no tiene nada de original porque le podría ocurrir a cualquiera de ustedes. Su protagonista la explica así: “Soy Alfonso López Viñegla, profesor en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Zaragoza y Vicedecano de la facultad en la que trabajo, y sobre todo soy un padre preocupado por la salud de mi hija Valeria. Hace unos cuatro meses que a Valeria (que tiene algo más de tres añitos) le diagnosticaron una leucemia linfoblástica aguda tipo I que, gracias a Dios, creemos hemos pillado a tiempo, y estamos tratando en el departamento de oncopediatría del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, un departamento excepcional tanto por la profesionalidad como por el trato que recibimos”.

papa_valeria1

A la familia de Viñegla una compañía telefónica quiere colocarle en la azotea del bloque de viviendas donde residen una antena de telefonía móvil. Conscientes de que este es uno de los factores de riesgo para la salud de su hija han comenzado una campaña para proteger la salud de los habitantes del bloque y alrededores además de para denunciar el grave peligro que pueden correr todas aquellas personas susceptibles de sufrir radiaciones electromagnéticas provenientes de tecnologías inalámbricas (casi toda la ciudadanía). Utilizo el formato de entrevista, poco dado en este blog, para contársela.

1. ¿Puede contarnos los antecedentes de su historia?

Los antecedentes de mi historia (que puede ser la de cualquiera de vosotros) es simple. Hace algo más de un año la compañía Telefónica Móviles intentó colocar una antena de telefonía en la calle Emilia Pardo Bazán 12 de Zaragoza, en la azotea, incluso montaron la base y logramos paralizar el montaje por falta de licencia. Ahora al cabo de un tiempo, siguen con el tema, han llevado el proyecto a aprobar, e intentan que en un pleno del ayuntamiento de Zaragoza se apruebe su colocación. Lo curioso es que tenemos una legislación muy “rara” que permite montar algo de estas características con una guardería en la base de dicho edificio, con un centro de salud al lado, con una residencia de ancianos también muy cercana, y con un colegio a menos de la distancia de la permitida legalmente. Sinceramente, no lo entiendo, ¿habrá otros intereses?”

2. ¿Qué opina usted de la actuación de los políticos ante este problema social en su caso y en general?

Mi opinión de la actuación de los políticos es muy simple “NUNCA HE CREÍDO EN ELLOS”. Me han demostrado más de una vez los intereses que tienen y seguro que no son sociales, y menos en un caso como el que estoy denunciando. Ellos, por no decir ÉL, el responsable de urbanismo, piensa que esto es demagogia (por favor…. utilizar esta palabra cuando el origen es político en un caso como éste, de una niña afectada por leucemia –no puedo demostrar que una de las causas pudiera ser la exposición a ondas de este tipo- pues hay muchos intereses de grandes empresas del mundo de la telefonía que promueven la negación de esto)”.

3. ¿Qué dicen de todo esto los científicos?

Hay muchos científicos que pueden demostrar –a algunos les está costando su prestigio- que la relación entre emisiones electromagnéticas y enfermedades tumorales de este tipo tienen sentido. En Zaragoza tenemos a Mª Jesús Azanza, prestigiosa investigadora y catedrática de Medicina que está investigando el impacto de estas antenas en la salud. Ella me indicó que esto es nocivo y que actualmente no interesa que salga a la luz; tenemos a Claudio Gómez-Perreta, también un investigador incansable, y que ha tenido que aguantar mucho, y sin salir de nuestro país exiten unos cuantos profesionales más”.

papa_valeria2

4. ¿Está recibiendo usted apoyos ante esta situación?, ¿de qué tipo?, ¿de quienes?

Los principales apoyos que estoy recibiendo son de la gente que se identifica con este tipo de problemas… todavía hay mucho ignorante –permítanme la expresión- que no se da cuenta o no quiere ver lo que pasa. Hemos hecho cientos de alegaciones en el propio barrio, hemos recogido algo más de 6.000 firmas en poco tiempo, podemos recoger muchas más, sin duda, porque la población tiene sensibilidad, al contrario que algunos políticos. Yo no quiero que a otros les pase lo mismo que a mi hija.

5. ¿Cómo aconsejaría actuar a otras personas que se encuentren en una situación similar a la suya?

A personas que les esté pasando algo parecido, les aconsejo moverse, actuar, no quedarse de brazos cruzados”.

6. ¿Cómo está influyendo esta situación en su vida y la de su familia?

Esto en mi vida habitual está provocando un estímulo que ni se imaginan, defendiendo mi derecho a la salud y a la de mis hijos.  Si al final nos ponen la antena donde no queremos habrá vencido el interés económico sobre el principio de salud general. Intentaríamos el asunto no quede impune, nos escucharán muchos años, aunque por lógica me tenga que ir de aquí, pues estoy convencido que estamos debajo de un paraguas demasiado nocivo.

Más info:

http://antenasno.blogspot.com

http://topcuadrodemando.blogspot.com/2009/05/demagogiade-quien.html

-En el libro Conspiraciones tóxicas pueden encontrar un capítulo, el primero, dedicado al lobby de la contaminación electromagnética. Entre otras muchas cosas se narra las presiones a las que ha sometido la patronal de la telefonía móvil al científico Claudio Gómez-Perreta para intentar que no hable de la relación perversa entre contaminación electromagnética y salud.

La impunidad de los que desmontan las montañas

El pasado domingo día 28 de junio el programa El Escarabajo Verde emitió un reportaje sobre la explotación de carbón a cielo abierto en la comarca de Laciana (León). Esta comarca situada en el noroccidente de la provincia de León goza de las mayores niveles de protección: Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), se encuentra dentro de la Red Natura 2000, Reserva de la Biosfera y está incluida en los Planes de Recuperación del Oso Pardo y del Urogallo Cantábrico. Casi nada. Pero de poco sirven todas estas protecciones pues empresas como Coto Minero del Cantábrico, propiedad de Victorino Alonso, se saltan todo tipo de leyes con el beneplácito de las autoridades comarcales, regionales y hasta incluso estatales.

Es tal la impunidad que Victorino Alonso tiene el privilegio de ser el empresario con la multa más alta de todo el territorio español por un delito contra el medio-ambiente- 120 millones de euros, como aseguran desde la organización ecologista Filón Verde. Las autoridades le persiguen por varios  delitos fiscales, pero es tal la protección que tiene por algunos partidos políticos, que los expedientes nunca salen a la luz, comentan. Alonso es el verdadero dueño del PSOE regional y provincial, como argumentan Los Verdes de la zona. Algo así como el Alfonso Gallardo leonés (Al…fonso Gallardo, el empresario más poderoso de Extremadura y mentor del PSOE y favorecido descaradamente por el gobierno regional extremeño de ese partido -sobre el que hemos publicado numerosas informaciones en este blog-; alma gemela de este Al…onso, Victorino).

En este reportaje de TVE les adelanto que se muestran incidentes muy graves que han quedado filmados. “Con todo ello queremos que todo el mundo pueda ver la situación en la que vivimos porque hacen todo lo posible para silenciarnos”, explican estos activistas.

Por si esto no fuera poco, la Junta de Castilla y León ha declarado los cielos abiertos de Laciana y la comarca de Babia de interés público de primer orden lo que puede interpretarse como un claro ejemplo para eludir la ley” y dejar que este empresario pueda destrozar nuestra comarca”, añaden. Hay que tener en cuenta que a sólo 17 kilómetros en línea recta habitan osos y urogallos, además de personas.

Cómo conseguir datos de médicos y fármacos para hacer marketing

En la línea de los dos anteriores post publicados en este blog, comentarles que la compañía de marketing farmacéutico IMS Health -como demuestran los documentos que obran en nuestro poder- ofrece desde hace tiempo a los responsables de las farmacias la posibilidad de conectarse mediante un programa de software específico con sus oficinas: Pharmatrend. Así es como denomina a un programa que -explica la empresa en un folleto que cooperativas de distribución farmacéutica como Novafar mandan a sus asociados, no sabemos con qué interés- pretende

recoger las tendencias de las clases terapéuticas en volumen de compras, ventas, stocks y % de prescripciones directamente de su sistema informático”.

Es decir, que por 361 euros anuales (dato de septiembre de 2005) el farmacéutico instala en su ordenador un sistema informático que manda cada semana a través de Internet sus datos de compra-venta a IMS Health. Esta corporación asegura que son datos de consumo, no de receta, pero un farmacéutico al que le han ofrecido el sistema nos daría una opinión bien distinta

Entre la información que recibe IMS está el código postal de la farmacia y sólo con eso los laboratorios pueden conocer prácticamente lo que toman los pacientes de una población, barrio o distrito. Cada centro de salud o médico está relacionado con un código postal dentro del cual están las farmacias a las que por lógica van a comprar los pacientes de los primeros. De modo que con los datos de las clases terapéuticas vendidas en la farmacia de un distrito puede saberse qué recetan los médicos de ese distrito. Esos datos los compran los laboratorios y luego organizan congresos o mandan a sus visitadores a las consultas para modificar los hábitos de receta de los galenos en función de sus intereses corporativos”.

Es más, IMS Health ha enviado, al menos en España, un folleto titulado Estudio sobre hábitos de prescripción a numerosos médicos de Atención Primaria donde tras afirmar que más de 12.000 médicos colaboran con la empresa les pedían directamente que rellenaran un cuestionario para saber lo que recetan y en qué dosis. Y para que éstos accedan les regalan sólo por rellenarlo -a elegir- un reloj de cuarzo de acero, una manta polar de viaje, un set de barbacoa, un set de herramientas, un juego de toallas o una bolsa de viaje. Y si no les gustan los regalos pueden ceder su importe a la Asociación Española contra el Cáncer.

El peligro de los usos falsificados de medicamentos

Pese a lo publicado en el anterior post, Close Up no es la compañía líder mundial en este negocio de auditoría o espionaje de los hábitos de receta de los médicos. El primer puesto entre las corporaciones dedicadas al marketing farmacéutico lo ocupa la estadounidense International Marketing Services Health (IMS).

Durante mis visitas a la sede argentina de la compañía IMS Health se me permitía a veces echar un vistazo subrepticio a un enorme libro de registro del número y monto mensual de ventas pero no fotocopiarlo. Recuerdo que un director de ventas con quien me cité en un café traía algunas cifras anotadas en un trozo de papel, me permitió verlas y luego lo rompió”, contaría el mencionado profesor Lakoff a la revista argentina Página 12 agregando: “Los datos de ventas eran confidenciales y muy valiosos: las empresas farmacéuticas pagan hasta 150.000 pesos anuales (unos 38.104 euros) por suscribirse”.

En suma, datos como los que vende IMS Health sirven luego a los grandes laboratorios para intentar que los médicos más abiertos a sugerencias receten sus medicamentos incluso en dolencias para los que no están indicados con el consiguiente riesgo para la salud de los enfermos. Cuando la multinacional Pfizer adquirió el laboratorio Warner-Lambert un ex directivo de la empresa recién adquirida, el doctor David Franklin, denunció a la compañía compradora por promocionar su fármaco Neurontin para más de una docena de patologías para las que no estaba aprobado. La gabapentina, principio activo de ese medicamento, está permitida por la FDA (la agencia que controla los alimentos y los fármacos en Estados Unidos) para el tratamiento de la epilepsia y los dolores neuropáticos pero Pfizer decidió promocionarlo también para patologías tan dispares como las crisis maniacodepresivas, el déficit de atención, las migrañas, el trastorno bipolar, el síndrome de piernas inquietas o el síndrome de abstinencia.

La conocida organización estadounidense de defensa del consumidor Public Citizen aseguraría que se elaboró para ello una lista de médicos dispuestos a recomendar la gabapentina para usos no autorizados en cenas, reuniones de consultores, seminarios educativos e, incluso, a través de teleconferencias. Según explicó la asociación en su boletín -Worst Pills, Best Pills- los médicos cobraban entre 250 y 3.000 dólares por acto asegurando que algunos llegaban a ganar más de 10.000 dólares al año. Pfizer terminaría siendo multada por ello con 430 millones de dólares por utilizar información falsa y/o manipulada sobre Neurontin y promocionarlo para dolencias no aprobadas. Sólo que no importa. El negocio compensa. Se calcula que en un solo año Neurontin hizo ingresar a la compañía 2.700 millones de dólares, descubriéndose que el 90% de las recetas no correspondían a ninguna de las dos indicaciones aprobadas por la FDA. ¿Que a los enfermos se les está engañando y probablemente dañando por los efectos secundarios del fármaco? ¿A quién le importa?

Esta estrategia, que a muchos lectores puede parecerles incomprensible por no decir imposible de llevar a cabo, se explica porque se da la paradoja -por no utilizar otra palabra más dura- de que en Estados Unidos las compañías no pueden promocionar sus fármacos más que para las enfermedades para las que tienen el visto bueno de la FDA pero los médicos pueden prescribir cualquier fármaco para tratar cualquier enfermedad, esté o no oficialmente indicado su uso en ella.

IMS Health también opera en España. En uno de los documentos estadísticos que oferta sobre Neurontin hecho en nuestro país, al que hemos tenido acceso, la empresa recoge datos sobre las veces que los médicos españoles recetaron ese fármaco durante el periodo comprendido entre abril y junio de 2002 en enfermedades para las que no está indicado. Y pese a que la propia IMS Health tiene clasificado como antiepiléptico el Neurontin en la base de datos de la compañía aparece recetado para otras muchas dolencias, casi todas ellas relacionadas con problemas psíquicos o psicológicos: depresión -y eso que la propia ficha técnica del fármaco afirma que uno de los síntomas adversos observados durante los ensayos clínicos que hizo Pfizer era precisamente el de depresión-, trastorno bipolar, trastornos nerviosos, fobias, adicción al alcohol o a la cocaína e, incluso, para tratar ciertos herpes o diabetes. Y toda esa información, insistimos, la obtiene IMS Health de las recetas que extienden los médicos.