Las redes que intentan manipular a médicos y pacientes II

Como escribía en la parte I de esta información, la industria farmacéutica utiliza asociaciones de pacientes para impulsar sus negocios dándole un barniz de motivación social, de preocupación por los problemas de salud de las personas. El doctor Albert Jovell, presidente del lobby Foro Español de Pacientes fue quien consiguió la inclusión de este en el grupo de presión hermano Foro Europeo de Pacientes, el European Patients Forum. Es más, ha conseguido pertenecer a su Junta Directiva. Y ello tiene su importancia porque se trata de un lobby de referencia tanto para la Comisión y el Parlamento europeos como para la European Medicines Agency (EMEA) –la Agencia de Europea del Medicamento- y el Comité de Medicamentos de Uso Humano. En la actualidad es interlocutor permanente de importantes agentes de la profesión médica. Por supuesto, asegura actuar de manera altruista:

El Foro Europeo –me contaría- realiza su actividad con transparencia y sin estar influenciado por ninguna institución. Participa en múltiples comisiones de la Unión Europea por las que no recibe ninguna compensación de la Comisión a pesar del compromiso adquirido por el Parlamento Europeo desde hace años de financiar el Foro”.

Conviene explicar que el Foro Español de Pacientes está compuesto por cuatro tipos de miembros. En primer lugar están los de “pleno derecho”, aquellas asociaciones de pacientes que cubren todo el territorio español; algo difícil si no se cuenta con un buen apoyo económico y/o político (de hecho la mayor parte de las asociaciones de enfermos que hay en nuestro país son autónomas). Y se trata de un aspecto importante porque son las únicas con derecho a voto.


Existen también “miembros asociados”. Son las asociaciones que no están implantadas en todo el país y los colectivos regionales. En tercer lugar están los “miembros institucionales”; es decir, que se admite en su seno a representantes de los organismos oficiales (lo que a todas luces parece impropio porque implica un obvio conflicto de intereses). Y finalmente están los “miembros corporativos” que no son sino las empresas farmacéuticas (y aquí el conflicto de intereses se dispara). Me sorprendió tanto que en una asociación de enfermos pudieran ser miembros las grandes multinacionales y los organismos oficiales que así se lo planteé al Dr. Jovell. ¿Qué medidas han tomado ustedes para que las farmacéuticas no puedan influir en su labor de atención a los enfermos?, le pregunté. Y esto fue lo que nos contestó:

La mayor financiación de la historia del Foro ha venido de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud. El Foro nunca ha aceptado financiación que no sea finalista, es decir, que financie actividades o proyectos específicos de los que se puedan rendir cuentas a sus asociados y a la opinión pública. El Foro nunca ha recomendado ningún tipo de fármaco ni sus miembros prescriben o dispensan fármacos. El Foro participa en más de 40 comisiones, comités y jurados de premios donde no se suele recibir ninguna compensación salvo dietas de viaje, muchas de ellas vinculadas con el Gobierno central, la Unión Europea y las comunidades autónomas”.


Otra de las singulares demandas del Foro Español de Pacientes es que sean “profesionales enfermos” quienes representen a los enfermos. ¿Profesionales enfermos?, me pregunté. ¿Y eso qué es? Jovell -médico- quiere que a los enfermos los representen quienes están mal de salud… y además sean profesionales sanitarios. Así lo dicen en el apartado Agenda política -¿Qué pedimos? de su web donde en el punto nº 19 se pide exactamente

que los colegios profesionales tengan una sección o vocalía dedicada a los pacientes e incorporen en los equipos de gobierno y en las comisiones deontológicas a profesionales enfermos”.

Propuesta que –supongo- no tiene nada que ver con el hecho de que Albert Jovell haya padecido cáncer y cumpla así la doble faceta de médico y paciente. Como no tiene nada que ver el hecho de que tenga estrechas relaciones con el Partido Socialista de Cataluña (PSC) y que la consejera catalana de Sanidad Marina Geli nombrara a Jovell y a su mujer, María Dolors Navarro, “únicos portavoces válidos de los pacientes”.

Es más, en cierta ocasión, Geli nombró a Diego Palao y a María Dolors Navarro únicos representantes de los pacientes de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica a pesar de que, según nos comentaron desde la Liga SFC -organización independiente de enfermos de esta dolencia:

Ninguno de ellos ha tenido gran cosa que ver con esas patologías más allá de las clases que ofrece Navarro en las que, entre otras cosas, considera una intervención eficaz para tratar la fibromialgia ¡el uso de fluoxetina (Prozac), un antidepresivo!”.

Una afirmación que demuestran algunos powerpoints de la Fundació Biblioteca Josep Laporte que, como ya dijimos, también dirige Jovell. Otra singular iniciativa del Foro Español de Pacientes es que se considere el 20 de octubre Día del Paciente en todas las comunidades autónomas; de hecho hasta ha previsto que se celebre la Semana del Paciente que, por supuesto, organiza el Foro. Actos que incluyen cursos de formación para profesionales y pacientes, el Primer Encuentro de Comunidades Autónomas y Pacientes, la entrega de los premios Valores, Salud y Sociedad y el Primer Congreso Español de Pacientes. Actividades que financiarían mayoritariamente … los grandes laboratorios farmacéuticos, claro. Se trata pues de crear redes que se interesen por los enfermos de las dolencias para las que los laboratorios tienen fármacos de patente en las farmacias y abrir así nuevos mercados. El Foro Español de Pacientes integra en su seno al Foro Catalán de Pacientes. Que, como el lector ya habrá supuesto, fundaron y controlan igualmente Albert Jovell y su esposa María Dolors Navarro.

Como se sabe, la década de los setenta del pasado siglo XX se caracterizó por años de agitación social en los que -desde muchos puntos de vista- se cuestionó “lo establecido”. Y el ámbito de la salud no fue una excepción. De hecho, surgió entonces el movimiento de los denominados “pacientes expertos”, sobre todo en Estados Unidos y Gran Bretaña. Lo componían personas que sin ánimo de lucro ofrecían su experiencia de vivir durante años con alguna enfermedad a otras personas que se encontraban en su misma o similar situación. Nacía así un movimiento crítico -sobre todo con la medicalización- que luchó por la dignidad de los enfermos, por no ser tratados como meros receptores de medicinas. El movimiento, sin embargo, no se extendió por España. Lo ha hecho recientemente… pero con el objetivo totalmente deformado. Hoy muchas administraciones públicas y entidades privadas ofrecen programas y cursos de “paciente experto” que, como nos comentaría una profesora de Enfermería que ha participado en ese tipo de actos “tratan en buena medida sobre cómo tomar bien la medicación”.


Así se hace por ejemplo en los Centros de Atención Primaria de Cataluña, según esta enfermera que en su práctica profesional ha recibido muchos de los temarios de los talleres impartidos. La formación de “pacientes expertos en ansiedad o depresión”, por ejemplo, se hace con powerpoints donde lo que se ofrece es sólo breve información sobre alguna técnica de relajación sencilla ya que en ellos se dedica el tiempo a hablar sobre todo de la importancia de la medicación, de las dosis, de cómo ingerir el fármaco, de qué hacer para no olvidarse de tomarlo… Tales cursos no tienen pues absolutamente nada que ver con la idea original.

Eso sí –agregaría la enfermera-, en ocasiones, al menos en Cataluña aunque supongo que no es una práctica exclusiva de esta comunidad, se realizan fiestas al terminar los talleres que pagan las entidades que los patrocinan, es decir, los laboratorios”.

Obviamente hay asociaciones independientes de enfermos que han tratado de promover proyectos de “pacientes expertos” con la idea original, pacientes con experiencia que pudieran realmente aportar algo a los enfermos pero no reciben apoyo alguno por parte de las instituciones.

Casi todo lo que rodea a las asociaciones de pacientes está muy politizado –añadiría mi interlocutora-. Cuando algunas asociaciones independientes de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica hemos intentado promover reuniones con verdaderos pacientes expertos lo que hemos recibido son sonrisas irónicas por parte de los responsables de la Administración que nos decían que ellos ya tienen a sus ‘pacientes expertos’. Y es que muchos de los profesionales de la enfermería que imparten cursos de fibromialgia en Cataluña son miembros del Partido Socialista Catalán y, como es lógico, imparten sus clases con los fundamentos sanitarios que sobre la fibromialgia promueve el PSOE en Cataluña”.


Solo que no se trata de un problema en el que esté sólo implicado el PSOE: la mayor parte de los partidos políticos –el Popular incluido- tienen hoy grandes intereses que proteger y sus relaciones con las multinacionales farmacéuticas son bien conocidas en el campo sanitario. En el ámbito institucional nadie se ocupa de los pacientes de manera “altruista”. Todos tienen intereses. Especialmente los laboratorios cuyo único interés es vender fármacos. Cuantos más mejor. Por eso se constituyen cada vez más asociaciones y fundaciones que den apariencia de independencia pero que financian ellos.


Más info: en la publicación Discovery DSalud, disponible en todos los kioskos.

En Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad

Las redes que intentan manipular a médicos y pacientes I

Durante los últimos años se ha extendido por el ámbito sanitario un fenómeno preocupante como es el de la financiación por parte de los grandes laboratorios farmacéuticos de asociaciones de pacientes cuyo objetivo es promocionar de manera encubierta los medicamentos de los primeros. El último número de la revista Discovery DSalud publica un trabajo de investigación que demuestra la existencia de redes creadas al albur de los intereses corporativos con el objetivo descrito. En estas tramas -perfectamente legales, por otra parte, aunque de dudosa ética-, están implicados partidos políticos, fundaciones, universidades, laboratorios, centros de investigación, asociaciones de enfermos y otras instituciones cuyo objetivo básico es manipular a médicos y enfermos con el fin de “educarlos” sobre las “enfermedades” para que éstas se afronten desde una óptica puramente mercantilista.

educar-a-los-pacientes

La Comisión Europea discute durante los últimos meses una nueva directiva que podría permitir que la industria farmacéutica pueda hacer publicidad de sus medicamentos de receta, algo que podría poner en peligro la salud pública. Por ello, los laboratorios han movilizado a su favor al Foro Europeo de Pacientes, una coalición de asociaciones de pacientes de diversas enfermedades a la que pertenece el Foro Español de Pacientes (FEP) que dirige Albert Jovell, médico catalán que reconoce públicamente que parte de sus actividades las financian las farmacéuticas, y la Federación Internacional de la Diabetes. Uno de los proyectos más llamativos creados en los últimos años para “educar” -y cuando digo “educar” es porque eso es literalmente- es la llamada Universidad de los Pacientes. Se trata de una institución financiada por once farmacéuticas, además de por la Generalitat de Catalunya y la Universidad Autónoma de Barcelona, donde tiene su sede. ¿Quién es su principal impulsor? El médico antes citado: Albert Jovell. Hablamos de una singular “universidad” orientada no a futuros profesionales de la salud sino a pacientes, familiares, cuidadores, voluntarios y ciudadanos en general:

Atenderá -explicaron sus responsables durante su presentación- las necesidades de información, conocimiento sobre salud y manejo de la enfermedad de los enfermos y las personas que les rodean”.

La excusa que se da a este tipo de iniciativas suele ser que las personas enfermas tienen también el derecho de ser “informadas y formadas” por las compañías farmacéuticas con apoyo de las administraciones. Jovell lo justifica así:

Hoy existe un nuevo modelo de paciente con un mayor grado de implicación en las estrategias de responsabilidad y abordaje de la enfermedad que reclama este tipo de recursos”. 

¿Un nuevo “modelo de paciente”?  La realidad es que existen muchos modelos de pacientes: ¡uno por cada ciudadano! Estas “escuelas” son muy interesantes para los laboratorios pues permiten convertir a los enfermos en auténticos “pacientes”, es decir, en gente dispuesta a ser realmente paciente, sin ejercer su espíritu crítico. con sus médicos y sus tratamientos farmacológicos. ¿Los benefactores de esta idea?: Abbott, Almirall, Amgen, Fundación AstraZeneca, Esteve, Ferrer, Janssen-Cilag, Merck, Sharp and Dohme (MSD), Novartis, Pfizer, Roche y Sanofi Aventis además de la Fundación Salud, Innovación y Sociedad -patrocinada por Novartis- y Aproafa (Aula de Promoción de la Asistencia Farmacéutica).

La llamada Universidad de los Pacientes cuenta con numerosas aulas bautizadas de manera tan curiosa como las dedicadas a “Salud y mujer”, “Docencia médica”, “Derechos de los pacientes” o “Ética y política sanitarias”. Y no sólo eso: casi todas han sido bautizadas con nombres que incorporan los de las empresas patrocinadoras. La idea es “enseñar” en ellas lo que los pacientes “deben saber” sobre las enfermedades; bueno, al menos sobre las económicamente más interesantes para ellos. En pocas palabras, si usted acude allí se encontrará con el “Aula Novartis de Asma”, el “Aula Almirall de Enfermedades Respiratorias”, el “Aula Roche Farma de Cáncer”, el “Aula Almirall de Depresión”, el “Aula Jansse-Cilag de Salud Mental”, el “Aula Abbott de Dolor”, el “Aula Abbott de Ética”, el “Aula Jansse-Cilag de TDHA”, el “Aula MSD de Diabetes”, el “Aula Sanofi Aventis de Obesidad” o el “Aula Novartis de Salud Cardiovascular”.


Ante mi asombro pregunté al doctor Jovell si esto no suponía un obvio conflicto de intereses, que todas las aulas llevasen el nombre de un gran laboratorio. Me respondió:

No hay conflicto de intereses porque la Universidad de los Pacientes recibe financiación de múltiples fuentes dentro del ámbito de la responsabilidad corporativa social e institucional. Ninguno de nuestros proyectos implican la promoción de ningún producto ni éstos se anuncian en los sitios webs”.

Esta “universidad” es una iniciativa de la que el Partido Socialista de Cataluña (PSC-PSOE) dice esperar más fruto aún que el obtenido de los foros español y catalán de pacientes. Claro que según explicó una profesional sanitaria que trabajó casi una década para la Generalitat

“una de las principales actividades de esta ‘universidad’ es organizar presentaciones de la Consejera de Sanidad, Marina Geli”.

Jovell, máximo responsable del Foro Español de Pacientes, está secundado por la vicepresidenta de la misma entidad, María Dolors Navarro Rubio… su mujer. Quise conocer por qué apoya la polémica directiva europea que permitiría a los laboratorios farmacéuticos hacer publicidad de sus fármacos dirigiéndose directamente a los enfermos. El doctor me contestó:

El foro defiende que todos los agentes de salud, incluyendo la industria, puedan informar a los pacientes. Tal y como se propuso en la Declaración de Barcelona. Obviamente esa información ha de ser veraz y contrastable. En todo caso el foro no apoya la publicidad directa al consumidor por lo que se tendrá que determinar la diferencia entre información y publicidad”.

La citada Declaración se publicó hace unos años con motivo de una reunión de asociaciones de pacientes organizada por la Fundació Biblioteca Josep Laporte… que también la dirige él y está patrocinada por la multinacional Merck. El Foro Español de Pacientes representa a 609 organizaciones de enfermos y voluntarios que sumarían unos 290.000 miembros. Entre ellas, la Asociación Española Contra el Cáncer, la Federación de Diabéticos Españoles, la Federación Española de Enfermedades Raras, la Fundación Española del Corazón, la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar y la Liga Reumatológica Española. De hecho esas seis son las que integran el capítulo de miembros fundadores pero hay otras organizaciones destacadas más en ella: la Asociación Española de Afectados por Linfomas, la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex, la Asociación Española de Trasplantados, la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y la Federación Española de Hemofilia.


Este Foro se ha convertido en la voz “oficial” de los pacientes en España. Y está apoyado abiertamente por el Partido Socialista de Cataluña (PSC), acusado por ello de consentir que las numerosas organizaciones que no controla la industria farmacéutica se hayan quedado sin voz. Jovell -miembro de la Real Academia de Medicina de Cataluña- mantiene estrechas relaciones con las grandes multinacionales farmacéuticas. Eso tiene premio. En concreto el de la Fundación Farmaindustria –el lobby de la patronal española de farmacéucas-, que se lo otorgó por su labor al frente del Foro. Premio corporativo al menos doble: también ha recibido el galardón Reflexiones a la opinión sanitaria que concede la compañía AstraZeneca, la del Caso Nobel, ¿recuerdan?


Más info: en la publicación Discovery DSalud, disponible en todos los kioskos.

En Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad

En unos días ofreceré un segundo adelanto de este extenso reportaje.

Prohibid que los niños se acerquen a mí: Infancia y móviles

Mientras la industria de la telefonía móvil y los dispositivos inalámbricos que producen contaminación electromagnética sigue sin querer saber nada del asunto, el gobierno francés está preparando una nueva ley que convertirá en ilegal la publicidad de teléfonos móviles que se dirija a los niños de menos de 12 años de edad. Así lo ha anunciado el ministro de Medio Ambiente galo. También contempla ilegalizar la venta de teléfonos móviles diseñados para ser utilizados por niños de seis años o menos. Desde la temporada navideña, el municipio de Lyon está haciendo una campaña de publicidad contra el uso de los teléfonos móviles por los niños.

El gobierno francés quiere obligar a que todos los teléfonos móviles se vendan acompañados de auriculares de manos libres para alejar la radiación del cerebro de los ciudadanos. En Finlandia y en el Reino Unido se han emitido recomendaciones oficiales para que los niños no usen estos aparatos. ¿Y en España? Que una empresa como Movistar utilice el “todo vale” como modus vivendi no debe extrañar pero que se esté comercializando un teléfono móvil específico para niños, el modelo MO1 de Imaginarium y Movistar, es el colmo ¿o no?

MO1 es el móvil que Imaginarium y Movistar han creado para nuestros pequeños (a partir de seis años). MO1 es un teléfono móvil pensado para la comunicación entre padres e hijos. Tiene botones directos llamados ‘Papá’ y ‘Mamá’, está fabricado con materiales resistentes y tiene funciones limitadas y controladas por los padres. Gracias al servicio ‘localízame‘ se puede saber en todo momento dónde se encuentra el móvil”.

¡Qué potito! La crueldad en los negocios no tiene límites. Una de las organizaciones vascas que trabaja asuntos relacionados con la contaminación electromagnética, Antena No de Getxo, se puso en contacto con la compañía Imaginarium para informarles de la posibe nocividad del aparato que venden.

Mo1 with my mobile

La respuesta de Olga López, responsable de marketing de la corporación fue:

Agradecemos que se haya puesto en contacto con nosotros a través de nuestra página web. Comentarle que todos los artículos que comercializa Imaginarium cumplen los más estrictos controles de calidad, tanto legales como a los que los sometemos en laboratorios propios”.

Desde luego nadie duda que el móvil de Imaginarium para niños sea de buena calidad, seguro que emite datos a través de ondas electromagnéticas como todos los demás, con gran calidad. Y tampoco se duda de que dicha actividad se encuentre dentro de la legalidad. De hecho, no es ilegal porque sencillamente es alegal. En España no está regulado el uso de móviles por niños, como ya está haciendo Francia. Lo que se cuestiona es el potencial peligro para los infantes. De producirse, dichos daños en su salud serán de calidad y, de momento, legales.

Por otro lado, la región de Bruselas ha obtenido la aprobación de la Corte Constitucional de Bélgica para establecer los límites de emisión de ondas electromagnéticas. En el Estado español es como si el problema no existiera.
El litigio belga acaba de concluir. Se ha establecido 3 votios por metro (V/m) como límite cuando la normativa contemplaba 40 V/m. Además, cada región podrá poner el límite que considere necesario. No es que sea una gran consecución, recordemos que el Principado de Liechtenstein estableció, a comienzos de septiembre de 2008, su máximo de emisión en 0,6 V/m.

artxanda1

En Bilbao, en un paraje muy apreciado por sus ciudadanos, Artxanda, junto a una zona de juegos para niños, muy cerca de la escultura de hierro titulada Huella dactilar -que conmemora a los combatientes por el bando republicano en la guerra civil-, hay una torreta de antenas base de telefonía y repetidores parabólicos herzianos. Como me cuentan desde  la plataforma Acción Conjunta de Afectados por los Campos Electromagnéticos (ACACEM):

Representa una emisión de ondas electromagnéticas que podríamos apreciar como disparatadas si lo miramos con la seriedad europea pues las medidas han llegado a 31,5 V/m.

artxanda23

Noticias interesantes son las que llegan desde Salamanca. Unos vecinos preocupados por la instalación de una antena de telefonía me cuentan:

Quería decirte que lo de la antena de Vodafone que iban a poner encima de un colegio, algo que parecía imparable, al menos de momento se ha parado. Al parecer, por una serie de casualidades preciosas, la información llegó a las manos adecuadas en el momento adecuado”.

Bueno, pues en eso estamos, en que la información rule y llegue a las manos de los responsables de regular este experimento. Y a las compañías… que apuesten por fomentar el uso racional de estos aparatos. La ciudadanía sabrá abrazar con generosidad este término.

artxanda4

La práctica corrupta de “incentivar” a los profesionales sanitarios

Hace unos días celebrábamos la aparición por este blog de una visitadora médica, con el nombre de Carmen, con ganas de ofrecer su visión sobre las prácticas de cohecho y soborno a médicos que vengo denunciando que ocurren en nuestro país allí donde quieran escuchar: televisión, prensa, conferencias o este blog, entre otros canales. Por la importancia de lo planteado y por las clarividentes respuestas que ofrece Nikita, una exvisitadora que dejó la multinacional farmacéutica en la que trabajaba por comprar la voluntad de los galenos con regalos -y que asoma su ética por este espacio de libertad en la red-, creo oportuno hacer este post que resume el debate. Esperemos que otros comerciales farmacéuticos se animen a participar en él rompiendo las cadenas de miedo que les atan a esta corrupta práctica que no por ilegal y contraria al propio código ético de los laboratorios ha dejado de realizarse en centros de salud y consultas.

Carmen asegura que defiende:

la libertad y la democracia de las personas, no la del dinero. No me gustan las injusticias ni las desigualdades sociales. Soy humana. Siempre intento ser objetiva y te veo un poco “exaltado” a la hora de hablar de la industria farmacéutica y médicos corruptos”.

No creo estar exaltado pero estoy convencido que la situación es mucho peor de lo que yo puedo demostrar con los documentos que consigo, así que debería exaltarme y la sociedad entera debería exaltarse ante una práctica, la conocida como “tarugueo”, que pone en peligro la salud de los ciudadanos al propiciar que se recete en función de intereses económicos más que en los de la salud de la población.

Me invita Carmen:

a conocer la otra cara de la moneda y que también hagas un reportaje (no puedo pagarte) pero es por el bien de la humanidad. Me gustaría que conocieras nuestro código ético, nuestras ayudas humanitarias y nuestra labor de dar un soporte científico a los médicos, de hablarles qué tipo de pacientes pueden beneficiarse con nuestros fármacos, a dar una formación continuada. Te invito a una sesión clínica que los médicos demandan y verás que siempre se habla de enfermedad y por supuesto del tratamiento adecuado. Verás que siempre hay varias opciones y JAMÁS se menciona la marca del laboratorio que patrocina la sesión clínica. Sin trampa ni cartón, te invito a un día de trabajo conmigo, así sin ensayar. ¿Aceptas?”.

Acepto encantado y deseando poder grabarlo todo y hacer un buen reportaje que distribuiremos de la manera que se merece. Más pronto que tarde llegará la oportunidad. Eso sí, aclaro que yo no he cobrado nunca a las fuentes informativas ni lo haré, es algo que ni se plantea. El código ético muchos laboratorios no lo cumplen. Las ayudas humanitarias casi siempre son una estrategia de venta más. Los médicos no necesitan que los laboratorios les den soporte científico para eso están las publicaciones científicas independientes. La formación continuada es lo más parecido a un lavado de cerebro sostenible. Aún así espero la hora de disfrutar esa jornada de trabajo comercial.

También quiero decirte que la Industria Farmacéutica por supuesto que es un negocio como todo en esta vida, pero también se invierte en investigación y desarrollo, y eso ¡también cuesta dinero!, se descubren enfermedades (no se inventan) y se les intenta poner remedio por no hablar de la cantidad de empleo que genera. Es verdad que las farmacéuticas no son una ONG pero bueno tu trabajo de investigación también lo vendes, tus denuncias las cobras y me imagino que no tiene nada que ver para que también puedas hacer “obras de caridad”.

Todo en esta vida no es un negocio pero sí, entiendo que quieres decir que vamos camino de que así sea por eso es más urgente invertir la tendencia y apoyar los valores. La salud no es una mercancía. Los médicos no son meros expendedores de medicamentos pese a que así interesa que se comporten a los fabricantes de remedios. Se ha publicado hasta la saciedad que el mayor porcentaje de dinero de sus ingresos los laboratorios lo dedican a promoción-marketing-publicidad, es decir, comercialización de sus preparados no a I+D. Es uno de lo mitos preferidos por los interesados junto con que cada medicamento nuevo les cuesta entre 800 y 1.000 millones de dólares (lee el libro La píldora de los 800 millones de dólares). Sí, no paran de descubrirse nuevas enfermedades que no lo son (lee a Blech y a Moynihan). Empleo, mucho, y paro, las farmacéuticas pese a que continúan generando más beneficios que cualquier otro sector legal del planeta están echando a trabajadores por miles en los últimos años. No son ONG´, son un sector de inversión que tiene como mercancía principal la salud y que no podría existir sin la enfermedad. Se vende salud, como un objeto especulativo, a sabiendas que se promociona la enfermedad que es la que consume medicamentos y por ello genera beneficios para los accionistas; simple y cruel al tiempo. Mi trabajo lo vendo y procuro ganar un céntimo de euro por encima de mis gastos. Nadie debería discutir que cualquier persona o empresa cobre por su trabajo, lo que debe discutirse es qué tipo de trabajo es ese, cómo se realiza, qué implicaciones sociales tiene o en qué condiciones se desarrolla. ¿Adivinas por qué el sector sanitario está tan mal considerado por la población y como casi siempre pagan justos por pecadores? Ahora sí me autocito: Traficantes de salud. Caridad la mínima, en todo caso solidaridad entendida como apoyo mútuo entre iguales.

También te propongo, que investigues las sustancias de los fármacos genéricos y de dónde salen todas las impurezas que tienen o tal vez no tiene tanto morbo? ¿Cómo es posible que una sustancia como el paracetamol genérico su precio sea menor que lo que cuesta el cartonaje?”

La corrupción no entiende de genéricos o patentados, los primeros tienen claras ventajas y es cierto que en muchos casos los fabrican los mismos laboratorios que los de patente y se utilizan las mismas tretas para su promoción. Ya he publicado sobre ello: https://migueljara.wordpress.com/2008/06/01/incentivos-ilegales-para-recetar-medicamentos/

La mayor parte del rifi-rafe entre Carmen y Nikita se produce en los comentarios de la info: https://migueljara.wordpress.com/2008/04/03/sobornos-a-medicos-no-gracias/

Terrorífica situación en los hospitales de Gaza por la invasión israelí

Activistas y cooperantes del Movimiento Internacional de Solidaridad con el pueblo palestino están siendo testigos estos días de la invasión de la Franja de Gaza por el Ejército de Israel. Estos testimonios son especialmente importantes pues Israel mantiene el cerco informativo sobre el espacio sitiado al no dejar que ningún periodista del mundo entre a informar. Una de las pocas fuentes fiables, por ser testigos directos de esta ocupación, son los integrantes del proyecto Free Gazaun grupo de observadores internacionales de Derechos Humanos, miembros de diversas organizaciones sociales y periodistas que han abierto, con el apoyo  de cientos de donaciones de todo el mundo, una corredor humanitario por mar para conectar Chipre con el puerto de Ciudad de Gaza.


A través de esta vía entregan medicamentos a los hospitales de la franja y pretenden sensibilizar a la comunidad internacional sobre las consecuencias humanas del bloqueo de Gaza. Alberto Arce español del Movimiento de Solidaridad Internacional, explica: “Todos los hospitales de la franja de Gaza están saturados de heridos y no hay ni medicinas ni capacidad para tratarlos. Hoy estamos asistiendo a crímenes contra la Humanidad y a una violación sistemática de los Derechos Humanos”. Eva Barlett, cooperante de la misma organización explica que “la situación en los hospitales es dramática. Ambulancias, camiones y coches están trabajando al tiempo en el traslado de los heridos a los hospitales y en liberar camas en los hospitales trasladando a los enfermos a sus casas. En el depósito de cadáveres no hay espacio. Falta sangre para hacer transfusiones. Acabo de darme cuenta de que entre todos los civiles asesinados hoy estaba la madre de un buen amigo del campo de Jabalya.


El depósito de cadáveres del Hospital de Shifa no tiene espacio para los cadáveres que van llegando. Hay partes de cuerpos distribuidos por todo el hospital”, narra el doctor Haidar Eid, un palestino de Sudáfrica profesor de Estudios culturales y sociales de la Universidad Al Aqsa de Gaza. La activista australiana Sharon Lock del Movimiento de Solidaridad Internacional narra: “Las bombas empezaron a caer cuando los niños estaban volviendo de la escuela. Salí fuera y me encontré un niña aterrorizada de apenas cinco años que saltó a mis brazos”.

En opinión de Arce, “el mundo debe actuar ahora e intensificar las llamadas al boicot, a la desinversión y las sanciones contra Israel. Los gobiernos deben pasar de la condena de estos ataques a obligar a Israel a acabar con el bloqueo de Gaza”.

Cooperantes internacionales con los que se puede contactar en la Franja de Gaza (entre paréntesis el idioma en el que pueden comunicarse):

-Alberto Arce (castellano e inglés): 972 59 8786094

-Dr. Eyad Sarraj (árabe e inglés): 00972599400424

Ewa Jasiewicz (polaco, árabe e inglés): 00972598700497

-Dr. Haider Eid, (inglés y árabe): 972599441766

-Sharon Lock, (inglés): 972598378945

-Vittorio Arrigoni (italiano): 972598378945

-Fida Qishta (inglés y árabe) : 972 599681669

-Jenny Linnel (inglés): 9725987653777

-Natalie Abu Shakra (árabe e inglés): 0598336328

-Eva  Bartlett (inglés): 0598-836308