Los códigos éticos de los laboratorios no evitan el soborno a los médicos

Inglés *English version

El debate sobre los sobornos y el cohecho a médicos para que receten los productos de los laboratorios farmacéuticos está de nuevo en el aire. La Pharmaceutical Research and Manufacturers of America (PhRMA) -(Asociación Americana de Productores y de Investigadores en Farmacia, la patronal farmacéutica estadounidense)-, ha revisado su conducta y ha publicado un nuevo Código deontológico que prohibe hacer regalos a los médicos. Se seguirá enviando comida a los galenos en sus consultas y se les pagará dinero por participar en trabajos de consultoría y conferencias. Esas mismas normas son las que en España comenzará aplicar la patronal Farmaindustria. Ya veremos si esto es algo más que un lavado de cara, como hasta ahora ha sido.

 

 

No deja de ser paradójico que sean los laboratorios que cometen estos delitos (perfectamente tipificados en la última Ley del Medicamento aprobada en España) los que se regulen a sí mismos. Esto es como poner al zorro a cuidar de las gallinas. Tampoco se explica que en medio de una gran crisis como la que vive la industria farmacéutica -han ido perdiendo patentes de productos muy rentables y no encontran nuevos medicamentos que patentar en el número deseado-, los laboratorios vayan a deshacerse en buena medida de la que es su principal arma para generar los enormes beneficios que generan: la corrupción de los médicos.

En el mes de mayo pasado apareció en los periódicos Heraldo de Aragón y El Periódico de Aragón una noticia que hacía referencia a la detención de un empleado de una empresa de informática por emitir presuntas facturas falsas de cursos de formación tapadera de regalos a médicos y dichas facturas iban a nombre de un laboratorio farmacéutico. Algo que ya habíamos adelantado en este blog. Es más en mi libro Traficantes de salud cuento que la compañía en cuestión es una de las muchas farmacéuticas que han pasado por los tribunales de EE.UU. en los últimos años y sus responsables han reconocido que con sus actividades han puesto en peligro la vida de muchos ciudadanos.

 

 

Como explica Nikita, una valiente ex visitadora médica de nuestro país que dejó su trabajo en una de las multinacionales farmacéuticas más grandes para no dedicarse a eso de corromper voluntades: “He trabajado durante más de una década en una multinacional farmacéutica de las que aparecen en los primeros puestos de los rankings, con un alto estandarte ético y moral en su teoría, pero lamentablemente muy diferente en su práctica. Mis desavenencias en el modo en que mis superiores inmediatos y mis compañeros de equipo invertían los recursos asignados a formación, en un contexto de mobbing, me obligaron a denunciar internamente que dichos recursos no se destinaban a cursos de formación sino que se utilizaban como tapadera para otros tipo de presentes a los médicos-clientes-funcionarios del Estado y, posiblemente, hasta dinero en efectivo”.

Dichas acciones iban en contra del Código Ético de Farmaindustria, del Código Penal y, por tanto, del contrato de trabajo de esta persona ya que la mayoría de visitadores médicos firma anualmente la adhesión al Código de Conducta de su laboratorio/Farmaindustria y nadie puede obligar a actuar a un trabajador en contra de su voluntad ni de las leyes.

 

 

“El codirector de mi ex empresa -prosigue Nikita- no sólo hizo caso omiso a mi denuncia, sino que estuvo unos meses ‘mareando la perdiz’ y manipulando la información que obtenía a través de mis referencias de médicos que figuraban como beneficiarios ficticios de dichos cursos. Daba por perdido mi trabajo, pero no iba a permitir perder mi dignidad así que decidí que fueran los Tribunales los que juzgaran si yo decía la verdad y se estaba actuando conforme a la Ley o no”.

El nombre del laboratorio todavía no ha aparecido en prensa, pero el tiempo y la Justicia pondrá a cada uno en el lugar que le corresponde. Lo más chocante y paradójico del tema, es que dicho laboratorio mantiene en su nómina a la mayoría de empleados y mandos intermedios que tienen que ver con dicho escándalo y, a su vez, es noticia por sumarse en EE.UU. a los laboratorios que no van a regalar ni un bolígrafo a los doctores ni van a pagar cenas. Esta misma empresa es una de las que la Comisión Europea está investigando por manipular el funcionamiento del sector farmacéutico en la Unión Europea

 

 

Independientemente de que la Administración debería ser la que formara a sus empleados, la realidad de la industria farmacéutica va más allá. “Desde mi punto de vista, los médicos están saturados de formación, más en esta era en la que a través de Internet se accede en pocos minutos a las mejores bases de datos con estudios clínicos, fichas de producto o novedades terapéuticas. Hace tan sólo unas semanas desapareció el foro en internet PM Farma, en el que supuestos visitadores médicos defendían a ultranza la legitimidad de los incentivos a los médicos como se hace en cualquier transacción mercantil y me atacaban sin piedad por hablar sin tapujos de la realidad y defender la ética en esta profesión. Es una pequeña pero contundente muestra de lo que realmente es la acutal visita médica”, afirma Nikita.

Esta persona considera que no se puede generalizar “puesto que sólo he sido testigo en directo de lo que ha pasado en mi ex-empresa, aunque tengo concocimiento también de algunas otras con el mismo ‘modus operandi’. Personalmente, en 10 años, no tuve ninguna formación acerca de lo que es el cohecho ni las consecuencias legales que suponía dicho delito. Por otro lado, sí asistí a sucesivos cursos agresivos de venta y de negociación en la que había que ‘crear necesidades’ a los potenciales prescriptores y negociar con ellos recetas a cambio de recursos”, argumenta esta ex trabajadora de la industria farmacéutica.

 

 

Por su experiencia, además, Nikita, afirma que las auditorías internas de las empresas son inútiles, que debería haber auditorías externas e independientes. Cada año se deberían evaluar aleatoriamente un número determinado de empresas farmacéuticas, expone como idea, muy acertada, por cierto.

“Puedo asegurar (y demostrar con prueba documental) que en mi caso la auditoría interna, entre otras lindezas, manipuló la información obtenida a través de entrevistas telefónicas. En concreto a tres médicos, que manifestaron no haber realizado ningún curso de informática patrocinado por dicho laboratorio. Los auditores internos en lugar de informar debidamente de la información obtenida, se aferraban a que todo era producto de mi imaginación; supongo que utilizando la baza de que en esa época estaba en tratamiento psiquiátrico por ansiedad. Decían que todo estaba bien y que no tenían evidencias de que nada de lo que yo denunciaba era cierto; en concreto, facturas de restaurantes con beneficiarios de médicos que no habían asistido a dichas comidas y facturas de cursos de informática con beneficiarios de médicos que no habían realizado dichos cursos”, continúa esta persona.

 

 

Por supuesto, antes de denunciar que tres colaboraciones de cursos eran ficticias, Nikita habló telefónicamente con esos doctores para cerciorarse de que sus suposiciones eran ciertas y no habían realizado ningún curso de informática como figuraba en las contabilidad del presupuesto de inversión del equipo de trabajo. “Comprobé que efectivamente estos tres médicos recibieron una llamada del auditor interno pero, repito, no tenía nada que ver lo que dijeron los médicos con el informe de la auditoría, pues los médicos dijeron al auditor que nunca habían realizado dichos cursos y el auditor decía que los doctores sí habían realizado los cursos”, detalla la ex visitadora.

En conclusión, las auditorías internas no sirven para nada si su objetivo no es imparcial sino que se trata de investigaciones dirigidas a encubrir una situación incómoda para la empresa. En este caso, era más fácil quitar de en medio a un trabajador que tras diez años de empleo en ese laboratorio “se ha vuelto conflictivo” por denunciar que se siente acosado laboralmente, que no comparte los métodos de trabajo que le impone su superior y destapar la estrategia de ventas de uno de los mejores equipos de vendedores de España, que aplicar el código de prácticas promocionales y sancionar a los superiores que únicamente admitían este sistema de trabajo“.

Seguiremos participando en el debate.

Anuncios

España impulsa el Wifi mientras otros países lo obvian

Inglés *English version

Mientras que en los países de nuestro entorno distintos gobiernos e instituciones están prescindiendo de la tecnología Wifi, en nuestro país las administraciones lo impulsan frente al sistema de cable. Los últimos estudios científicos publicados sobre la contaminación electromagnética que despiden estos servicios han alertado a los primeros mientras que los segundos parecen ignorarlos.

 

 

¿Qué tienen en común la Comunidad de Navarra, el barrio madrileño de Chueca o la biblioteca municipal de Collado Villalba (Sierra de Guadarrama (Madrid))? Los tres son ejemplos de “Zona Wifi (wireles fidelity-conexión inalámbrica)”. ¿Y la Universidad Lakehead (Canadá), la Biblioteca Nacional de Francia en París, el territorio sueco o el Ministerio de Salud de Alemania? Que son zonas enemigas de la tecnología Wifi: han decidido no instalarla o la han retirado. 

Pero ¿cuál es el motivo para que instituciones tan notables no quieran adaptarse a la “modernidad” y prefieran por apostar por “un pasado movido por cables”? El último motivo es que la prestigiosa Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) ha alertado sobre los graves riesgos para la salud que implican las ondas electromagnéticas de los teléfonos móviles, de las redes de comunicación informática sin hilos como WiFi [pda’s, bluetooth, también], de las antenas para móviles y de los radares policiales. En experimentos con ratas a las que se aplicaron ondas electromagnéticas de móviles el grupo que las recibió duplicó su tasa de mortalidad con respecto a las que no. El tiempo al que las ratas fueron sometidas a radiación y presentaron esos resultados en su salud equivaldría a un uso diario de dos horas del móvil durante 60 años en personas. Hoy muchos niños con una edad en la que todavía se está terminando de formar su cerebro ya lo utilizan.

 

 

No es el único trabajo científico, ni mucho menos, que obtiene este tipo de resultados. Hace unos meses se conoció un nuevo estudio científico de gran envergadura que llamó la atención sobre la necesidad de disponer de estándares más estrictos de seguridad de la telefonía móvil, las líneas eléctricas y otras fuentes de exposición electromagnética en la vida diaria como el Wifi. El informe se conoce como “Bioiniciativa (BioInitiativ Report): Un fundamento sobre los estándares de exposición pública a los campos electromagnéticos basándose en la biología”. Lo ha realizado un grupo de trabajo, Bioiniciativa, que reúne a científicos, investigadores y profesionales de las políticas de salud pública internacionales. En total, 14 expertos más otros doce críticos externos al trabajo. La Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) ha aportado a este informe un capítulo basado en un estudio de la propia institución. 

Pero ¿a qué conclusiones llega este trabajo que ha analizado otros 200 análisis ya publicados? Y ¿de qué enfermedades que pueden provocar estas tecnologías nos hablan los científicos de este grupo de trabajo? El informe argumenta que hay pocas dudas sobre que la exposición a los campos electromagnéticos causa leucemia infantil. “Existen evidencias de que otros tipos de cánceres infantiles pueden estar causados por los campos electromagnéticos”, explica este estudio. La población que ha utilizado un teléfono móvil durante diez años o más tiene altas posibilidades de desarrollar un tumor cerebral maligno. Además, estudios realizados sobre mujeres en su puesto de trabajo “sugieren de una manera bastante contundente” la evidencia de que los campos electromagnéticos son un factor de riesgo para el cáncer de mama.

 

 

Esta es la denominada “hipótesis de la melatonina”, en la que ha trabajado José Luis Bardasano, doctor de la Fundación Europea de Bioelectromagnetismo y Ciencias de la Salud. “Esta dice que los campos electromagnéticos inhiben la posibilidad de que la glándula pineal actúe y no haya melatonina y si no hay melatonina, puede haber cáncer y entre ellos el de mama”, explica el científico. El estudio financiado por la Unión Europea (proyecto Reflex 2005) demostró, en más de diez laboratorios diferentes, que la radiación electromagnética de la telefonía móvil es capaz de romper el ADN, nuestra información genética. 

Pese a ello, en España las administraciones continúan impulsando tecnologías como el Wifi que siembra de pequeñas antenas los edificios donde se instala. El principio de precaución dice que cuando no se conocen los efectos en la salud de una tecnología lo razonable es no instalarla o al menos tomar todas las medidas posibles de precaución. Así lo están haciendo los países de nuestro entorno.

 

 

El presidente de la Agencia de Protección Sanitaria de Gran Bretaña dice que no se conoce lo suficiente sobre los posibles efectos en la salud de la tecnología WiFi a largo plazo. Una investigación del programa de la BBC “Panorama” encontró que los niveles de radiación en un salón de clases de una escuela en Inglaterra eran tres veces más altos que los niveles de radiación emitidos por una torre de telefonía celular. 

Suecia fue el primer país en reconocer los daños en la salud humana que puede provocar la contaminación electromagnética incluso como condición médica válida por la incapacidad que provoca. Este país incluso ha creado una instituciónpública (www.feb.se) que ayuda a las personas que enferman por esta causa; las personas electrosensibles (aquellas que ya manifiestan los síntomas y padecimientos del Síndrome de las microondas. Más info en el capítulo 1. Adictos a la cobertura). Organizaciones sociales han pedido al Gobierno sueco que cierre la red estatal de Wimax hasta que se realicen estudios concluyentes de los casos de contaminación electromagnética detectados en el país nórdico, y en ello está la Administración central.

 

 

Todo comenzó en el municipio sueco de Göten, cuando entró en funcionamiento la tecnología inalámbrica a través de una nueva estación base de Wimax. Según la Agencia STV, a las pocas horas, en los servicios de emergencia del hospital local, hubo una serie de quejas de los residentes que vivían cerca de la estación base. Estas quejas iban desde dolores de cabeza fuerte, dificultad para respirar, visión borrosa, e incluso dos casos de arritmia del corazón. Todos los síntomas diminuían una vez que el paciente era trasladado fuera de las cercanías de la estación Wimax. 

De manera paradójica, el Gobierno Foral de Navarra ha manifestado públicamente su intención extender el Wifi a toda la población y existen barrios enteros como el de Chueca, en Madrid, que presumen de tener cubierto con esta tecnología de Internet inalámbrico el 90% de su superficie. La expansión por instituciones públicas y las universidades ha comenzado pero en contrapartida, por ejemplo, los estudiantes de la Universidad Lakehead, en Ontario, Canadá, tienen prohibido conectarse a internet en varias zonas del campus universitario donde se ha eliminado el uso de tecnología Wifi.

 

 

Como comentábamos al principio, también se ha producido la retirada Wifi de la Biblioteca Nacional de Francia en París -la más grande del país vecino- por los problemas de salud que desarrollaron sus empleados. Y ha sido retirado en otras bibliotecas de Canadá y Suiza y en los ministerios de Salud de Alemania y Francia. Carmelo Santolaya, portavoz del Colectivo de Afectados por la Telefonía Móvil de Navarra, lleva años denunciando el impacto de las microondas en la salud humana y el medioambiente. Él no duda en afirmar, citando a científicos especialistas en bioelectromagnetismo como Robert Becker, que “estamos ante el mayor problema sanitario y medioambiental del mundo muy por encima del provocado por el aumento de emisiones de CO2 y del cambio climático”. 

Para Santolaya, el Wifi es el último peligro electromagnético: “El Gobierno alemán lo ha desaconsejado a sus ciudadanos, como ocurre en Suiza y en Canadá. En París lo están retirando de las bibliotecas. En Navarra, entre otros muchos lugares, se ha instalado en el propio Hospital de Navarra, así como en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), en colegios, jardines públicos o bibliotecas”.

 

 

Nuestro país en este campo se muestra de nuevo paradójico. En España los grandes medios de comunicación prácticamente no se han ocupado de la contaminación electromagnética. Al principio de la década de 2000, casos como el de los colegios García Quintana y Federico García Lorca de Valladolid, donde se detectó un número inusual de cánceres infantiles, dispararon todas las alarmas en la población. Pero pasó el tiempo (era ministra de Ciencia y Tecnología Anna María Birulés, que había trabajado en Retevisión, Amena o Eresmas) y casi no se ha vuelto a tratar el tema a gran escala.

Todo lo contrario ocurre en Francia, donde, como informa la organización Next-Up -que posee en Internet un portal de los más completos en información sobre contaminación electromagnética, www.next-up.org-, el caso de los empleados de la Biblioteca Nacional de Francia afectados en su salud, se cree que por las ondas electromagnéticas del Wifi allí instalado, ha ocupado reportajes de varias de las televisiones más importantes del país galo. Por el mismo motivo que en la Nacional, el Comité de Higiene y Seguridad de Asuntos Culturales de la Ciudad de París ha desactivado el Wifi de otras seis bibliotecas públicas de París debido a que el Sindicato de Funcionarios Públicos se quejaba de problemas de salud e invocando el Principio de precaución. 

Desde el Colectivo de Afectados por la Telefonía Móvil de Navarra califican de asombroso “que los propios fabricantes de móviles advierten de los riesgos sanitarios mientras nuestras autoridades sanitarias callan. La ministra francesa de Sanidad y el Gobierno alemán advierten de los riesgos de esta tecnología móvil y desaconsejan el Wifi, que debe ser sustituido de inmediato por sistemas de cable”.

 

 

La no aplicación del principio de precaución puede tener consecuencias legales. Así lo entiende Carlos Sosa, un médico colombiano que acusa a Michael Repacholi, máximo responsable medioambiental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de crimen contra la Humanidad, nada menos. Este doctor participa además en una campaña para someter a Repacholi a la justicia internacional acusado de los citados cargos. Repacholi ha sido durante muchos años director del ICNIRP (International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection, Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante), dependiente de la OMS.

El Pocero del Petróleo & Cristina Narbona

Inglés *English version

Mucho se ha hablado del cese de Cristina Narbona como ministra de Medio Ambiente tras cumplir la primera legislatura del PSOE en el Gobierno. Ya publicamos que los cambios que hizo Zapatero son en pro de un Gobierno corporativo o empresarial. Pero tras ese cese ¿han podido estar los intereses que se están moviendo para construir una enorme refinería petroquímica en Extremadura?

 

 

La propia Narbona hizo unas declaraciones en las que afirmaba estar fuera del Gobierno por haber sido díscola y defender consecuentemente los temas medioambientales. La refinería es
uno de los asuntos en los que discrepaba con Zapatero y el resto del gobierno, aunque no el único. En Tierra de Barros, la región extremeña en la que quieren ubicar este complejo petrolero, era vox populi  que la empresa de Alfonso Gallardo, empresario y máximo impulsor del proyecto (al que ya llaman El Pocero del Petróleo) estaba esperando el final de la legislatura para presentar su iniciativa ¿porque estaba pendiente del cese de Narbona?

Lo cierto es que
cuando aún no estaban bien definidos los nuevos ministerios, cuando lo único que había eran incertidumbres sobre todo en lo referente a algunos como el de Medio Ambiente, asesores de la entonces ministra, como cierto catedrático miembro del Consejo Nacional del Clima, ya adelantaban que a Narbona, por su posición crítica antirefinera, posiblemente “le cortarían la cabeza”. La mayor presión le venía de las castas del PSOE afines a la familia socialista extremeña.

 

 

Antonio Vélez, ex alcalde de Mérida y de la misma corriente dentro del PSOE que la ex ministra (Izquierda progresista, en la que también están José Borrell, Manuel Marín o Barrio de Penagos) también adelantó hace tiempo que Narbona estaba comenzando a ser perseguida desde dentro del partido por oponerse cada vez con más claridad a la refinería del PSOE extremeño y que posiblemente las consecuencias fuesen su exclusión del nuevo Gobierno.

En los mentideros de Bruselas se tenían totalmente claros estos extremos en los meses previos a su cese, sobre todo en los entornos del PSOE, de Izquierda Unida y de Los Verdes. “Las razones del cambio de ministra aparecieron en la prensa escrita (concretamente en El País y en El Mundo) en los días inmediatamente posteriores a hacerse públicos los nombres de los nuevos ministros, y se citaba explícitamente a la oposición a la refinería (contradiciendo al PSOE extremeño) y al trasvase del río Segre al Llobregat (contradiciendo al PSC, Partido Socialista de Catalunya)”, explica un investigador extremeño cercano a la Plataforma Ciudadana Refinería No.

 

 

Entretanto, tres directivos del Grupo Alfonso Gallardo, el mismo que quiere construir la refinería petroquímica en Extremadura, han sido condenados recientemente por la Audiencia Provincial de Badajoz por delito ambiental. Este tribunal ha condenado a un año de prisión al consejero delegado del Grupo Gallardo, Juan Sillero, y a los directivos Ángel Cano y Santiago Castellano, por un delito contra el medio ambiente debido a unos vertidos tóxicos en el alcantarillado de Jerez de los Caballeros, pueblo natal de Gallardo.

Los colectivos extremeños que están trabajando contra la construcción de este complejo petrolífero están difundiendo un manifiesto por un verdadero desarrollo sostenible para Extremadura que ya han firmado numerosos escritores, actores y otras personas: produccion@libreproducciones.com 

Las Administraciones reconocen el peligro del mercurio “sanitario”

Inglés *English version

En el último número de la revista Discovery DSalud se publica un amplio reportaje que he realizado sobre la demanda que han presentado las víctimas del mercurio utilizado en vacunas y empastes dentales. Es la primera ocasión que en España se presenta una demanda colectiva, más de 50 personas se han sumado, por unos daños a la salud de las personas que laboratorios y Administraciones sanitarias conocían desde hace años y aún así continuaron ofreciendo vacunas con el conservante Timerosal y amalgamas dentales fabricadas con mercurio.

 

 

Pero ha habido importantísimas novedades que no pudimos recoger en el reportaje por problemas de fechas de cierredel número. Como nos informan desde Mercuriados, la Asociación Española de Afectados por Mercurio de Amalgamas Dentales, después de diez años de batallar en los juzgados muy recientemente se ha producido una sentencia en Estados Unidos, por la cual la FDA (la agencia de medicamentos estadounidense) debe clasificar las prótesis dentales de amalgama como un material potencialmente peligroso. Esta agencia ha tenido que cambiar el contenido de su página web en lo referente a este tema:

“Dental amalgams contain mercury, which may have neurotoxic effects on the nervous systems of developing children and fetus”. (Los empastes dentales de amalgama contienen mercurio, lo cual puede tener efectos neurotóxicos en los sistemas nerviosos de niños y fetos).

 

 

“Pregnant women and persons who may have a health condition that makes them more sensitive to mercury exposure, including individuals with existing high levels of mercury bioburden, should not avoid seeking dental care, but should discuss options with their health practitioner”. (Las embarazadas y las personas que puedan tener características que las puedan hacer más sensibles a la exposición al mercurio, lo que incluye personas con elevados niveles de carga biológica mercurial, no deben evitar buscar atención bucodental, sino que deben discutir alternativas con su profesional de la salud).

Hace ya unos meses el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña envió un comunicado a sus colegiados recomendando que el tratamiento odontológico, especialmente (que no exclusivamente) en mujeres embarazadas y en menores de 14 años, prescinda de la amalgama dental.

Además, la Dirección General de Salud Pública y Alimentación de la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid considera consecuente actuar con prudencia y limitar el uso del mercurio, siempre que sea clínicamente posible, en periodos de embarazo o lactancia.

Aprovecho para recomendaros este libro, corto, directo, sencillo de leer y muy revelador sobre el mercurio en las aplicaciones dentales. Yo estoy leyéndolo y me ha sorprendido cuando el autor, Bryan Hubbard, al hablar de las alternativas a las amalgamas con el metal citado dice que los empastes de compuestos plásticos suelen estar hechos con el producto químico tóxico bisfenol. No es que me sorprenda esto, uno ya está acostumbrado a existe tipo de noticias sino que, indica que no se han llevado a cabo estudios sobre este producto.

Desconozco cuando escribió estas palabras Hubbard pero como cita en nuestro libro Conspiraciones tóxicas mi compañero Rafael Carrasco en un capítulo dedicado al bisfenol: “numerosos estudios en la última década vienen alertando de que este producto es un poderoso alterador del sistema endocrino y, además, a altas dosis o a dosis continuadas podría ser también tóxico, cancerígeno y alergénico”.

Bruselas crea una Agencia para el lobby de las “telecos”

Inglés *English version

Hoy 7 de julio, en el Parlamento Europeo, las grandes compañías de telecomunicaciones han obtenido una victoria sobre los consumidores. Se ha votado a favor de la creación de una Agencia Europea de Regulación del Mercado de las Telecomunicaciones pero esta no será independiente, como debería, sino que estará muy influida por las grandes compañías telefónicas.

La Agencia se contempla como un simple club de reguladores financiado por los mismas grandes “telecos” y sus reguladores nacionales domesticados, carente de transparencia y sin un control suficiente ni capacidad de veto por parte de la Comisión Europea. La independencia de este nuevo órgano está en entredicho.

“Muchos de los reguladores nacionales se resisten a tomar medidas contra los monopolios de grandes empresas como Telefónica o Deutsche Telecom. La creación de esta Agencia beneficia a las “telecos” porque no frena claramente el dominio de mercados nacionales y regionales, ni garantiza acceso a infraestructuras a otras empresas (en España el 80-90% son de Telefónica) y frena el poder de Bruselas para actuar a escala europea contra monopolios, comenta el eurodiputado de Los Verdes David Hammerstein.

 

 

Entretanto los lobbies de la contaminación electromagnética continúan con su trabajo: conseguir que la población crea que las antenas de telefonía móvil, los teléfonos, el Wifi y demás tecnologías que emiten radiaciones eléctricas son inocuas para la salud. Uno de los lobbies más poderosos que hacen este trabajo en nuestro país es el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS). Está patrocinado por la Fundación General de la Universidad Complutense de Madrid y tiene como objetivo convencer al poder, sobre todo, sobre la no afección a la salud de la tecnología móvil. Como nos cuentan desde la organización vasca Antena No, que ha acudido a actos desarrollados por este lobby: “ofrecen conferencias, asesoría, hablan de trabajos científicos sobre esta temática, desprestigian a los críticoscon las tecnologías que despiden electromagnetismo incluso a científicos”.

CCARS aglutina a expertos en Medicina, Física, Química, Biología, Derecho y otras disciplinas.  El CCARS se creó hace un par de años a raíz de la visita de Michael Repacholi a Madrid “para darle un revestimiento científico a las posiciones de la industria de la telefonía. Es un grupo que ha colaborado con la patronal de la telefonía móvil en la defensa de sus intereses de despliegue”, indica Pedro Belmonte, de Ecologistas en Acción.

 

 

Casi todos son de Madrid, algunos viejos conocidos de los críticos con la contaminación electromagnética que despide la tecnología móvil (como Vargas y  Úbeda), algunos de ellos también ligados al PP en el plano político. 

Sus posiciones principales son:  

-No existe ningún riesgo por las emisones de las infrestructura de telecomunicaciones bajo los niveles y los criterios del ICNIRP y la normativa estatal vigente en España. 

-No existen constatación científica de efectos biólogicos por la exposición a radiofrecuencias y microondas pulsantes; en todo caso dependiendo de altos niveles de exposición; efectos témicos, que no tienen porqué ser perjudiciales

-El despliegue de las infraestructura de red móvil colisiona con la percepción negativa que se ha generado en determinados colectivos ciudadanos respecto a las estaciones base, y que en la mayoría de los casos tiene su origen en “argumentos pseudo-científicos“. 

 

 

El CCARS lo forman:

Emilio Muñoz, presidente; investigador en las áreas de la bioquímica y biología molecular y ahora investigación sobre Filosofía de la política científica, Profesor de Investigación del CSIC. 

Antonio Hernando Grande, Catedrático de Magnetismo de la Universidad Complutense de Madrid. 

Mercedes Martínez Búrdalo, jefa del Departamento de Radiación Electromagnética, Instituto de Física Aplicada (CSIC). 

José Luis Sebastián Franco, Catedrático del Departamento Física Aplicada III (Electricidad y Electrónica). 

Agustín Gregorio Zapata, subdirector general de Terapia Celular y Medicina Regenerativa del Instituto de Salud Carlos III.

Alejandro Úbeda Maeso,  Jefe de Sección,  Servicio Investigación-BEM Hospital Ramón y Cajal, miembro del Comité Científico Asesor sobre Radiofrecuencia y Salud  (CCA).

Francisco Vargas Marcos, médico de Sanidad Nacional, antiguo alto cargo del Ministerio de Sanidad durante el gobierno del PP.

Isabel Varela Nieto, Profesora de Investigación (CSIC), Vicedirectora del Instituto de Investigaciones Biomédicas.

Isabel Varela Navarro, Investigadora del  Instituto de Investigaciones Biomédicas“AlbertoSols”, (CSIC-UAM).

 

 

Desde Antena No también informan sobre una empresa especializada en la legalización administrativa de todo tipo de instalaciones que, entre otros, “trabaja para el ayuntamiento de Getxo ofreciendo charlas o emitiéndole dictámenes”. Se llama Arce Legalizaciones y cuenta entre sus clientes con Auna, Endesa, Retevisión Móvil o Amena.

El camino de lucha de una madre sin justicia

Inglés *English version

En este blog hemos tratado el caso de Isabel Ferragut y su hijo Arturo, muerto de manera dolorosa a manos de dos médicos que irradiaron su cerebro. El largo peregrinar de Isabel en busca de Justicia (la mujer ha recorrido todas las instancias judiciales posibles pero ni el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos ni el de los Derechos Civiles de la ONU, le han dado la razón) no ha encontrado consuelo hasta ahora. En las últimas semanas algunos hechos parecen cambiar el rumbo injusto del destino de esta madre luchadora. 

El Congreso de los Diputados ha admitido a trámite el estudio de sus peticiones. Hace algunos meses, Ferragut envió su particular “Testimonio” (recuadro amarillo), acompañado de una carta a la mayoría de los portavoces de los partidos políticos y al presidente de la mesa, José Bono.

 

La carta del Parlamento español argumenta: “Estimada peticionaria. Le comunico que la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados, en su sesión de 24 de junio de 2008, ha tomado conocimiento de su petición y, una vez examinada, ha adoptado respecto de la misma, el acuerdo que a continuación literalmente se transcribe:

 

Autor: Doña Isabel Ferragut Pallach.

Objeto: Solicitud de que se adopten medidas a favor de las víctimas de negligencias médicas y judiciales.

ACUERDO: La Comisión se une a su dolor por la pérdida de su hijo y da traslado de la petición a los Excmos. Sres. Portavoces de la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados y al Ministro de la Presidencia.

Saluda a Ud atentamente.

El Presidente de la Comisión de Peticiones Antonio García Coll”.

 

Una imagen de arturo jugando cuando era niño (en primera instancia)

  

También esta semana, el presidente del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach, ha recibido a esta “madre coraje”. Como narra ella misma: “La entrevista ha ido muy bien. Benach pasará nuestra información y sugerencias a la Comisión de Peticiones con la que trataremos personalmente todos los temas, tantos sanitarios como judiciales. Nos llamarán en septiembre”.

 

Ferragut nunca ha conseguido que se haga Justicia y los médicos que “achicharraron”, en sus palabras, la cabeza de su hijo –hechos que narra con exactitud en su libro Arturo: Una muerte en manos de los médicos Benjamín Guix Melcior y Enrique Rubio García-, continúan ejerciendo. Lo que sí ha “conseguido” Isabel es que estos galenos hayan denunciado la existencia de su página en Internet, herramienta que utiliza Isabel para denunciar el caso de su hijo y otras negligencias sanitarias con resultados funestos.

 

La víctima de las radiaciones durante su tercer cumpleaños 

 

Guix y Rubio no viven cómodos con la existencia de esa página, así lo demuestra el ahínco con el que persiguen la libre expresión de esta mujer en el ciberespacio. Dichos doctores han solicitado por medio de una denuncia judicial que la página desaparezca aunque la jueza del caso les ha contestado que, hasta que no haya una sentencia firme, la página no se toca, motivo por el que han recurrido esta decisión ante los tribunales. Como expresa Ferragut: “Mi abogado ha recibido la notificación de los juzgados y como no está nada claro lo que piden que quite -ellos querrían que quitara toda la página, algo imposible, pues el juez o jueces nos tienen que especificar el qué”.

 

No lo tienen fácil los censores internáuticos hoy en día pues se sabe que aún en el caso de que consiguieran que un juez ordene cerrar una página concreta, el mensaje ya se ha extendido por todo el mundo, de manera diría natural, y es imposible censurarlo al completo.