Las Administraciones reconocen el peligro del mercurio “sanitario”

Inglés *English version

En el último número de la revista Discovery DSalud se publica un amplio reportaje que he realizado sobre la demanda que han presentado las víctimas del mercurio utilizado en vacunas y empastes dentales. Es la primera ocasión que en España se presenta una demanda colectiva, más de 50 personas se han sumado, por unos daños a la salud de las personas que laboratorios y Administraciones sanitarias conocían desde hace años y aún así continuaron ofreciendo vacunas con el conservante Timerosal y amalgamas dentales fabricadas con mercurio.

 

 

Pero ha habido importantísimas novedades que no pudimos recoger en el reportaje por problemas de fechas de cierredel número. Como nos informan desde Mercuriados, la Asociación Española de Afectados por Mercurio de Amalgamas Dentales, después de diez años de batallar en los juzgados muy recientemente se ha producido una sentencia en Estados Unidos, por la cual la FDA (la agencia de medicamentos estadounidense) debe clasificar las prótesis dentales de amalgama como un material potencialmente peligroso. Esta agencia ha tenido que cambiar el contenido de su página web en lo referente a este tema:

“Dental amalgams contain mercury, which may have neurotoxic effects on the nervous systems of developing children and fetus”. (Los empastes dentales de amalgama contienen mercurio, lo cual puede tener efectos neurotóxicos en los sistemas nerviosos de niños y fetos).

 

 

“Pregnant women and persons who may have a health condition that makes them more sensitive to mercury exposure, including individuals with existing high levels of mercury bioburden, should not avoid seeking dental care, but should discuss options with their health practitioner”. (Las embarazadas y las personas que puedan tener características que las puedan hacer más sensibles a la exposición al mercurio, lo que incluye personas con elevados niveles de carga biológica mercurial, no deben evitar buscar atención bucodental, sino que deben discutir alternativas con su profesional de la salud).

Hace ya unos meses el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña envió un comunicado a sus colegiados recomendando que el tratamiento odontológico, especialmente (que no exclusivamente) en mujeres embarazadas y en menores de 14 años, prescinda de la amalgama dental.

Además, la Dirección General de Salud Pública y Alimentación de la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid considera consecuente actuar con prudencia y limitar el uso del mercurio, siempre que sea clínicamente posible, en periodos de embarazo o lactancia.

Aprovecho para recomendaros este libro, corto, directo, sencillo de leer y muy revelador sobre el mercurio en las aplicaciones dentales. Yo estoy leyéndolo y me ha sorprendido cuando el autor, Bryan Hubbard, al hablar de las alternativas a las amalgamas con el metal citado dice que los empastes de compuestos plásticos suelen estar hechos con el producto químico tóxico bisfenol. No es que me sorprenda esto, uno ya está acostumbrado a existe tipo de noticias sino que, indica que no se han llevado a cabo estudios sobre este producto.

Desconozco cuando escribió estas palabras Hubbard pero como cita en nuestro libro Conspiraciones tóxicas mi compañero Rafael Carrasco en un capítulo dedicado al bisfenol: “numerosos estudios en la última década vienen alertando de que este producto es un poderoso alterador del sistema endocrino y, además, a altas dosis o a dosis continuadas podría ser también tóxico, cancerígeno y alergénico”.

Anuncios