El Pocero del Petróleo & Cristina Narbona

Inglés *English version

Mucho se ha hablado del cese de Cristina Narbona como ministra de Medio Ambiente tras cumplir la primera legislatura del PSOE en el Gobierno. Ya publicamos que los cambios que hizo Zapatero son en pro de un Gobierno corporativo o empresarial. Pero tras ese cese ¿han podido estar los intereses que se están moviendo para construir una enorme refinería petroquímica en Extremadura?

 

 

La propia Narbona hizo unas declaraciones en las que afirmaba estar fuera del Gobierno por haber sido díscola y defender consecuentemente los temas medioambientales. La refinería es
uno de los asuntos en los que discrepaba con Zapatero y el resto del gobierno, aunque no el único. En Tierra de Barros, la región extremeña en la que quieren ubicar este complejo petrolero, era vox populi  que la empresa de Alfonso Gallardo, empresario y máximo impulsor del proyecto (al que ya llaman El Pocero del Petróleo) estaba esperando el final de la legislatura para presentar su iniciativa ¿porque estaba pendiente del cese de Narbona?

Lo cierto es que
cuando aún no estaban bien definidos los nuevos ministerios, cuando lo único que había eran incertidumbres sobre todo en lo referente a algunos como el de Medio Ambiente, asesores de la entonces ministra, como cierto catedrático miembro del Consejo Nacional del Clima, ya adelantaban que a Narbona, por su posición crítica antirefinera, posiblemente «le cortarían la cabeza». La mayor presión le venía de las castas del PSOE afines a la familia socialista extremeña.

 

 

Antonio Vélez, ex alcalde de Mérida y de la misma corriente dentro del PSOE que la ex ministra (Izquierda progresista, en la que también están José Borrell, Manuel Marín o Barrio de Penagos) también adelantó hace tiempo que Narbona estaba comenzando a ser perseguida desde dentro del partido por oponerse cada vez con más claridad a la refinería del PSOE extremeño y que posiblemente las consecuencias fuesen su exclusión del nuevo Gobierno.

En los mentideros de Bruselas se tenían totalmente claros estos extremos en los meses previos a su cese, sobre todo en los entornos del PSOE, de Izquierda Unida y de Los Verdes. «Las razones del cambio de ministra aparecieron en la prensa escrita (concretamente en El País y en El Mundo) en los días inmediatamente posteriores a hacerse públicos los nombres de los nuevos ministros, y se citaba explícitamente a la oposición a la refinería (contradiciendo al PSOE extremeño) y al trasvase del río Segre al Llobregat (contradiciendo al PSC, Partido Socialista de Catalunya)», explica un investigador extremeño cercano a la Plataforma Ciudadana Refinería No.

 

 

Entretanto, tres directivos del Grupo Alfonso Gallardo, el mismo que quiere construir la refinería petroquímica en Extremadura, han sido condenados recientemente por la Audiencia Provincial de Badajoz por delito ambiental. Este tribunal ha condenado a un año de prisión al consejero delegado del Grupo Gallardo, Juan Sillero, y a los directivos Ángel Cano y Santiago Castellano, por un delito contra el medio ambiente debido a unos vertidos tóxicos en el alcantarillado de Jerez de los Caballeros, pueblo natal de Gallardo.

Los colectivos extremeños que están trabajando contra la construcción de este complejo petrolífero están difundiendo un manifiesto por un verdadero desarrollo sostenible para Extremadura que ya han firmado numerosos escritores, actores y otras personas: produccion@libreproducciones.com