Enfermedades que pueden provocar los campos electromagnéticos

Comentábamos hace algunas fechas la rotundidad con la que los científicos se han expresado -de nuevo- en torno a la contaminación electromagnética que despiden, entre otros aparatos, los teléfonos móviles y sus antenas. Lo hacen en el último gran informe internacional que hemos conocido BioInitiative Report.
 
Los investigadores de Bioiniciativa han consensuado que los límites públicos de seguridad existentes en la actualidad en relación con los campos electromagnéticos y las radiaciones de radiofrecuencias son inadecuados.
 
Los campos electromagnéticos de las antenas de telefonía pueden provocar el denominado Síndrome de las microondas (Foto cedida por la asociación Antena No de Getxo)
 
Pero ¿de qué enfermedades que pueden provocar estas tecnologías nos hablan los científicos de este grupo de trabajo? El informe dice que hay pocas dudas sobre que la exposición a los campos electromagnéticos causa leucemia infantil. “Existen evidencias de que otros tipos de cánceres infantiles pueden estar causados por los campos electromagnéticos”, explica este estudio. Pero parece que no hay mucho interés en asegurarse pues también comenta que hay que hacer más estudios al respecto.
 
La población que ha utilizado un teléfono móvil durante diez años o más tiene altas posibilidades de desarrollar un tumor cerebral maligno. Estudios realizados sobre mujeres en su puesto de trabajo “sugieren de una forma bastante contundente” la evidencia de que los campos electromagnéticos son un factor de riesgo para el cáncer de mama.
 
Pese a las evidencias de que los teléfonos móviles pueden provocar leucemia infantil las compañías realizan publicidad de los mismos destinada a los más pequeños
 
El BioInitiative Report también argumenta que “hay una enorme evidencia” de que una exposición prolongada a estas radiaciones puede provocar Alzheimer. Y también afirma que “existen pocas dudas” de que los móviles afecten a la actividad eléctrica del cerebro. Se desconoce qué efectos puede provocar esto sobre el sistema nervioso de los niños, que están en edad de crecimiento, y cuyas manifestaciones nocivas tardan años en aparecer.
 
También el ADN puede dañarse, incluso a niveles de seguridad más bajos de los existentes. Niveles muy bajos de exposición pueden llevar a las células a producir proteínas del estrés. El trabajo científico habla de una “evidencia substancial” de efectos nocivos en el sistema inmunológico.
 
Se relaciona la contaminación electromagnética de los móviles con el Alzheimer y con cáncer de mama en las mujeres trabajadoras
 
El documento acaba explicando que el cuerpo reconoce a muy baja intensidad los campos electromagnéticos y que por ello existen terapias sanitarias con los mismos. Pero que el problema es que las exposiciones a esta tecnología hoy son involuntarias y al azar y suceden casi en todo momento.
Anuncios

8 comentarios

  1. ESTOS HACEN LO QUE LES SALE DE LOS GUEBOS Y VAN SOBORNANDO AL PERSONAL CON CIFRAS MILLONARIAS. Ánimo Miguel, enhorabuena por tu trabajo y gracias por tenernos informados.

    La instalación de una antena de telefonía de 20 metros de altura en un patio privado del Polígono Charca Musia ha levantado la indignación de vecinos e industriales, que han intentado frenar su puesta en marcha desde el lunes “y no pararemos hasta lograrlo definitivamente”, explicaron ayer. El malestar ha llegado a tal punto que en la pasada madrugada se realizó alguna pintada y se cegaron con pegamento y otros materiales las tres puertas de la empresa propietaria del terreno (una cristalería), que lo ha alquilado a la compañía Orange. Mientras tanto, el ayuntamiento ha iniciado el correspondiente expediente de infracción urbanística “puesto que nos consta que la actuación no cuenta con licencia, al no estar ni siquiera legalizado el polígono. El proceso no puede acabar de otro modo que no sea el desmontaje de la antena”, aclaró ayer el edil de Desarrollo Local, Miguel López.

    Se trata de la tercera torreta de telefonía móvil que se ha intentado instalar en la Charca Musia desde principios de año. Ninguna ha salido adelante al percatarse los vecinos y empresarios de la zona, que han ejercido una fuerte presión. “Llegaremos a donde sea necesario para que nos quiten la nueva antena, no solo por el temor a las radiaciones, sino porque una mole de 20 metros no deja de ser una amenaza, sin saber tampoco cómo está instalada”, explicó ayer el presidente de la asociación de vecinos, Juan Borrego, que lleva desde el lunes en contacto con el ayuntamiento, con la policía local y con los propios vecinos.

    http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=382657

  2. Gracias a tí por tus ánimos. En próximas infos contaremos cuánto pagan las compañías telefónicas porque cedamos nuestro tejado a una antena de telefonía y el lucrativo negocio que hacen algunos propietarios de inmuebles a costa de la salud de los inquilinos.

  3. Pues figuraos qué cara se te queda cuando estás en contra (porque estás informada, y si estás informada no tienes otra que estar en contra) de la desmesurada expansión y del desmesurado negocio de la telefonía móvil, y los propietarios de la casa de vecinos donde vives de alquiler “venden” la azotea comunitaria y de paso tu salud, la de tu familia y las de las familias de tus vecinos, y a ti nadie te da voz ni voto, no tienes derecho a nada. Esto también está pasando, y es injusticia sobre injusticia. Evidentemente, te mueves. Presentas alegaciones, vas al ayuntamiento. Evidentemente también, recibes presiones, subidas de alquiler, mobing inmobiliario y amenazas más o menos veladas, referentes a los gabinetes de abogados que las operadoras ponen a disposición de sus avaladores. Son tan estúpidos que ni siquiera se dan cuenta de que las operadoras les pasan un balón que les corresponde a ellas encajar. Insolidarios, egoistas e inconscientes, cobran por poner en riesgo la salud de los demás, y ciegos y estúpidos, la única razón que saben ver a las posturas de oposición es la envidia por un dinero que cobran ellos, no los vecinos. Por favor, Miguel, sí: dime por cuánto están vendiendo estos mi salud y la de mi familia, mi confianza en mis vecinos y mi derecho a la privacidad y a vivir tranquila en mi casa.

  4. Hablas de estudios, evidencias, etc., pero no citas ninguno. No niego que sea posible que las operadoras de telefonía creen lobbies para que se difunda la sensación de inocuidad respecto a las ondas electromagnéticas, pero también creo que hay bastante obsesión con el tema.

    La radio lleva funcionando más de un siglo con ondas electromagnéticas, y parece que no ha tenido ninguna consecuencia para la salud.

    Yo no niego ni afirmo nada, pero creo que las supuestas amenazas para la salud hay que apoyarlas con estudios científicos y citas.

  5. Hola, Jorganes. Léete otra vez el artículo de referencia, y esta vez fíjate mejor. En el primer parágrafo se cita el último de los estudios científicos llevados a cabo, el Informe BioInitiative. Hay muchos más, este es el más reciente, y aquí no se pueden poner por falta de espacio, pero es muy fácil acceder a ellos con una simple búsqueda en Internet. Si se quiere estar informado, se puede estar informado, pero esta clase de información no la verás en los telediarios. Un saludo.

  6. Jorganes, no eres culpable de pensar que no cito estudios o evidencias aunque, como bien dice Ariadna, cito el BioInitiative Report y de este o de otros como el Reflex, también hecho por científicos internacionales y no dependientes de la industria, trato en otros post de este blog.
    Pero sí que no tienes excusa ya, después de acusar, para leerte el primer capítulo de nuestro libro Conspiraciones tóxicas que hemos llamado Adictos a la cobertura y trata el tema en profundidad.
    En él se citan muchos estudios y ofrecemos documentos que prueban lo que parece que a tí y a tantas personas os cuesta reconocer.

  7. Hola de nuevo, Jorganes. Te traigo, para tí y para cualquier interesado en el tema y que le tenga más miedo a lo que no se nos dice que a la verdad (que da miedo, desde luego, pero está ahí i ahí va a seguir), este interesante enlace. Como verás, tu afirmación en el sentido de que: “La radio lleva funcionando más de un siglo con ondas electromagnéticas, y parece que no ha tenido ninguna consecuencia para la salud”, también se puede poner en entredicho. Que no se nos informe de las consecuencias de cada cosa sólo significa eso: que no se nos informa. No que no existan las consecuencias. Es importante no olvidar esto.
    De la web de AVAATE:
    http://www.avaate.org/article.php3?id_article=226

  8. Tomo prestado el enlace que deja Ariadna enel comentario anterior ylo traslado al Proyeycto Matriz.
    Realmente interesante.

    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: