La práctica corrupta de “incentivar” a los profesionales sanitarios

Hace unos días celebrábamos la aparición por este blog de una visitadora médica, con el nombre de Carmen, con ganas de ofrecer su visión sobre las prácticas de cohecho y soborno a médicos que vengo denunciando que ocurren en nuestro país allí donde quieran escuchar: televisión, prensa, conferencias o este blog, entre otros canales. Por la importancia de lo planteado y por las clarividentes respuestas que ofrece Nikita, una exvisitadora que dejó la multinacional farmacéutica en la que trabajaba por comprar la voluntad de los galenos con regalos -y que asoma su ética por este espacio de libertad en la red-, creo oportuno hacer este post que resume el debate. Esperemos que otros comerciales farmacéuticos se animen a participar en él rompiendo las cadenas de miedo que les atan a esta corrupta práctica que no por ilegal y contraria al propio código ético de los laboratorios ha dejado de realizarse en centros de salud y consultas.

Carmen asegura que defiende:

la libertad y la democracia de las personas, no la del dinero. No me gustan las injusticias ni las desigualdades sociales. Soy humana. Siempre intento ser objetiva y te veo un poco “exaltado” a la hora de hablar de la industria farmacéutica y médicos corruptos”.

No creo estar exaltado pero estoy convencido que la situación es mucho peor de lo que yo puedo demostrar con los documentos que consigo, así que debería exaltarme y la sociedad entera debería exaltarse ante una práctica, la conocida como “tarugueo”, que pone en peligro la salud de los ciudadanos al propiciar que se recete en función de intereses económicos más que en los de la salud de la población.

Me invita Carmen:

a conocer la otra cara de la moneda y que también hagas un reportaje (no puedo pagarte) pero es por el bien de la humanidad. Me gustaría que conocieras nuestro código ético, nuestras ayudas humanitarias y nuestra labor de dar un soporte científico a los médicos, de hablarles qué tipo de pacientes pueden beneficiarse con nuestros fármacos, a dar una formación continuada. Te invito a una sesión clínica que los médicos demandan y verás que siempre se habla de enfermedad y por supuesto del tratamiento adecuado. Verás que siempre hay varias opciones y JAMÁS se menciona la marca del laboratorio que patrocina la sesión clínica. Sin trampa ni cartón, te invito a un día de trabajo conmigo, así sin ensayar. ¿Aceptas?”.

Acepto encantado y deseando poder grabarlo todo y hacer un buen reportaje que distribuiremos de la manera que se merece. Más pronto que tarde llegará la oportunidad. Eso sí, aclaro que yo no he cobrado nunca a las fuentes informativas ni lo haré, es algo que ni se plantea. El código ético muchos laboratorios no lo cumplen. Las ayudas humanitarias casi siempre son una estrategia de venta más. Los médicos no necesitan que los laboratorios les den soporte científico para eso están las publicaciones científicas independientes. La formación continuada es lo más parecido a un lavado de cerebro sostenible. Aún así espero la hora de disfrutar esa jornada de trabajo comercial.

También quiero decirte que la Industria Farmacéutica por supuesto que es un negocio como todo en esta vida, pero también se invierte en investigación y desarrollo, y eso ¡también cuesta dinero!, se descubren enfermedades (no se inventan) y se les intenta poner remedio por no hablar de la cantidad de empleo que genera. Es verdad que las farmacéuticas no son una ONG pero bueno tu trabajo de investigación también lo vendes, tus denuncias las cobras y me imagino que no tiene nada que ver para que también puedas hacer “obras de caridad”.

Todo en esta vida no es un negocio pero sí, entiendo que quieres decir que vamos camino de que así sea por eso es más urgente invertir la tendencia y apoyar los valores. La salud no es una mercancía. Los médicos no son meros expendedores de medicamentos pese a que así interesa que se comporten a los fabricantes de remedios. Se ha publicado hasta la saciedad que el mayor porcentaje de dinero de sus ingresos los laboratorios lo dedican a promoción-marketing-publicidad, es decir, comercialización de sus preparados no a I+D. Es uno de lo mitos preferidos por los interesados junto con que cada medicamento nuevo les cuesta entre 800 y 1.000 millones de dólares (lee el libro La píldora de los 800 millones de dólares). Sí, no paran de descubrirse nuevas enfermedades que no lo son (lee a Blech y a Moynihan). Empleo, mucho, y paro, las farmacéuticas pese a que continúan generando más beneficios que cualquier otro sector legal del planeta están echando a trabajadores por miles en los últimos años. No son ONG´, son un sector de inversión que tiene como mercancía principal la salud y que no podría existir sin la enfermedad. Se vende salud, como un objeto especulativo, a sabiendas que se promociona la enfermedad que es la que consume medicamentos y por ello genera beneficios para los accionistas; simple y cruel al tiempo. Mi trabajo lo vendo y procuro ganar un céntimo de euro por encima de mis gastos. Nadie debería discutir que cualquier persona o empresa cobre por su trabajo, lo que debe discutirse es qué tipo de trabajo es ese, cómo se realiza, qué implicaciones sociales tiene o en qué condiciones se desarrolla. ¿Adivinas por qué el sector sanitario está tan mal considerado por la población y como casi siempre pagan justos por pecadores? Ahora sí me autocito: Traficantes de salud. Caridad la mínima, en todo caso solidaridad entendida como apoyo mútuo entre iguales.

También te propongo, que investigues las sustancias de los fármacos genéricos y de dónde salen todas las impurezas que tienen o tal vez no tiene tanto morbo? ¿Cómo es posible que una sustancia como el paracetamol genérico su precio sea menor que lo que cuesta el cartonaje?”

La corrupción no entiende de genéricos o patentados, los primeros tienen claras ventajas y es cierto que en muchos casos los fabrican los mismos laboratorios que los de patente y se utilizan las mismas tretas para su promoción. Ya he publicado sobre ello: https://migueljara.wordpress.com/2008/06/01/incentivos-ilegales-para-recetar-medicamentos/

La mayor parte del rifi-rafe entre Carmen y Nikita se produce en los comentarios de la info: https://migueljara.wordpress.com/2008/04/03/sobornos-a-medicos-no-gracias/