La rebeldía es la penúltima enfermedad inventada

El miedo inducido y sus efectos colaterales han llegado muy lejos. Lo comprobamos estos días de “pánico global” por la difusa extensión de la gripe que empezó siendo porcina y ahora es A. Durante los últimos años los laboratorios farmacéuticos están dedicando grandes esfuerzos a expandir enfermedades que no lo son o que no tienen la prevalencia que nos hacen percibir. El fenómeno se conoce como disease mongering, tráfico o venta de enfermedades. El objetivo es que todo el mundo esté medicado para algo; el concepto de enfermedad está estirándose todo lo posible para abarcar a la mayor cantidad de personas que sean catalogadas como “enfermas”, aunque no lo estén, claro. Algunas de las enfermedades inventadas son dramáticas pero hoy les voy a hablar de una de las más jocosas: la rebeldía. Sí, la rebeldía también es una “enfermedad”.

Uno de los laboratorios interesados en vender un remedio -metilfenidato (Concerta)- para esta grave patología explica en la web, creada expresamente para promocionar el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), que entre los trastornos presentes junto al TDAH, está el Trastorno Oposicionista Desafiante (TOD). Aunque lo parezca no es una broma. El TOD fue incluido por primera vez en el manual DSM III-R. Éste es el libro que actúa como “Biblia” de la psiquiatría. Según la farmacéutica citada, el Trastorno Oposicionista Desafiante:

Consiste en un patrón de conductas negativistas [sic], hostiles y desafiantes presente de forma persistente durante al menos 6 meses. Dichas conductas incluyen discusiones con adultos [está especialmente pensado para niños y niñas], rabietas y enfados, negativa a cumplir las normas establecidas o las órdenes de los adultos, mentiras, culpar a otros de malas conductas propias y resentimiento”

Creo que no es exagerado decir que casi cualquier persona que esté leyendo esto habrá sentido al menos parte de su infancia exhibida en el catálogo de “horrores patológicos” del que nos advierte con tan preocupada intención Janssen-Cilag. Para entender el, aquí sí, enfermizo paroxismo del laboratorio, es muy útil darle la vuelta al argumento, si es que puede catalogarse así esta retahíla acientífica. ¿Existen personas que al menos durante una época de su vida no han discutido con adultos o no han tenido rabietas o enfados? ¿Existen personas que prácticamente siempre durante su infancia o adolescencia han cumplido todas las normas establecidas o las órdenes de sus “superiores” los adultos? Quizá, pero no creo que sea el caso de la mayoría de ustedes.

Lo que define el laboratorio Janssen-Cilag como una peligrosa enfermedad es la rebeldía. Quizá no sea casualidad que una de las sociedades menos rebeldes que la Humanidad ha conocido (me refiero a la actual, claro) coincida con la era del “todos enfermos” que vivimos. Quizá algunos gobiernos e industrias tengan gran interés en “patologizar” a los jóvenes desde la cuna. Porque quizá el autoritarismo democrático e industrial está sembrando en occidente los vientos de desobediencia que recogerán estas y próximas generaciones.

Al catalogar la rebeldía como una enfermedad, la industria farmacéutica, uno de los sectores estratégicos básicos del último capitalismo, en connivencia con los gobiernos a los que subvenciona sus campañas electorales para generarles dependencia[1], consigue dos objetivos: extender mercados hasta el infinito y generar control social fomentando actitudes sumisas y ofreciendo las pastillas “socialcalmantes” a quienes se muestren “diferentes”. Y los médicos que no colaboren con este propósito que tengan cuidado pues también serán considerados rebeldes.

El escritor Juan Gelman describe muy bien la situación en su artículo La doma de los jóvenes bravíos:

Hay una verdadera parafernalia para lograrlo en EE.UU. y el remedio es sencillo: consiste en criminalizar y más, en patologizar a los jóvenes norteamericanos rebeldes, disconformes con el autoritarismo y que lo retan. Se los considera trastornados mentales y carne de tranquilizantes, anfetaminas y otras sustancias psicotrópicas. La Asociación Estadounidense de Psiquiatría bautizó la presunta patología en 1980: porta el nombre de desorden de oposición desafiante (ODD, por sus siglas en inglés) y no se aplica a los delincuentes juveniles. Más bien a quienes no incurren en actividades ilegales, pero muestran ‘un comportamiento negativo, hostil y desafiante”

Como en tantas ocasiones la búsqueda de los orígenes, de las causas, de estos problemas, si es que lo son, se posterga hasta el infinito, quizá porque de buscarlo nos quedaríamos sin problema. Es más, como podemos comprobar, de estos “trastornos mentales” se destacan los aspectos negativos y se llevan al paroxismo para infundir temor, lo que puede ocultarnos los aspectos positivos de la personalidad. Cada persona es diferente y creo que es más constructivo preguntarnos en qué está pensando un niño cuando está distraído o cuando se representan los síntomas de eso que denominamos hiperactividad. Porque tal vez, esas actitudes que calificamos de patológicas son la manifestación de una inteligencia por encima de la media o de una personalidad creativa o el afilado aguijón de una vocación artística. Si consideramos estas condiciones enfermizas y las medicamos -las sometemos artificialmente con la química tóxica-, podemos estar asistiendo a una nueva quema de libros que en vez de desarrollarse durante la negra noche nazi en la Bebelplatz de Berlín, se estaría llevando a cabo todos los días en cualquier parte del mundo  que consideramos civilizado.


[1] El capítulo El lobby farmacéutico entra en política del libro Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad (Icaria Editorial, 2007) pp. 266-285 abunda en esta cuestión.

Anuncios

32 comentarios

  1. Miguel, gracias y enhorabuena.
    Tu trabajo es sencillamente magnífico. Cada artículo que he ido leyendo es contundente y riguroso y denuncia, eso que cada vez es más obvio para quien esté mínimamente atento:que nos quieren enfermos, medicados y calladitos para que el “juego siga”.
    Difundo tu sitio entre mi red de relaciones para que circule y llegue a los más posibles un poco de éspíritu crítico y reflexión sana.
    Un abrazo sincero

  2. Padezco el TOD, qué debo hacer?

  3. EXCELENTES reflexiones!

    Si la gente supiese la mitad de la mitad de lo que se les engaña… PERO tb. hay muchas personas que, aún teniendo claramente razón (al tener problemas de salud que eran, y son, EVITABLES), tienen miedo a denunciar/dar a conocer lo que les ha ocurrido/ocurre. No se trata de promover la “rebeldía”, PERO que tampoco quieran hacernos corderitos que a donde va uno van todos, aunque sea al matadero.

    Algunos creen que vivimos en un mundo más libre y seguro porque hoy por hoy (en Occidente al menos) resulta difícil ser devorado por un lobo o un oso, o podemos optar entre comprarnos tal o cual producto, pertenecer a equis religión o a ninguna, o tomar la sopa “de sobre”, PERO olvidamos que el “falso progreso” (con sus múltiples tóxicos evitables, la hipermedicalización, las prisas… la DESHUMANIZACIÓN) nos está “devorando” de mil otras maneras.

    Servando.
    http://www.mercuriados.org
    servando@mercuriados.org

  4. Excelente artículo,certero y objetivo salvo la mención discriminatoria tomada como ejemplo,la quema de libros quizás no es tan dramática como la problemática de Palestina,Afganistan o Irak donde la rebeldía en pos de la autodeterminación es sofocada ,no con benzodiazepinas sino con napalm.

  5. El colega que dice que la quema de libros no es tan dramática como las guerras, según como se mire. En los años cincuenta la revista “El cultivador moderno” que se editaba en Barcelona desde los años 30 o 31 publicó la noticia de una quema de libros en Argentina. Estos libros eran de un médico argentino, el Dr. Arturo Capdevila, que había publicado un listado de todas las enfermedades que aparecen por el consumo abusivo de lácteos (que son un montón y más). Han pasado sesenta años y la cantidad de personas en todo el mundo que se han muerto y se morirán por el consumo de lácteos si el diablo no pone remedio serán y son superiores a estas guerras.
    Y esto se sabe, pero … como que somos demasiados en este mundo, hay que “hacer sitio”, que se mueran 100 o 100.000 es igual, entre las enfermedades y las guerras se van antes de tiempo un montón de gente. Y los que quedamos y hablamos demasiado nos declararán insumisos, por malos. Y los que tienen voz y voto en este entierro no contestan, no saben.

  6. […] La rebeldía es la penúltima enfermedad inventadamigueljara.wordpress.com/2009/05/07/la-rebeldia-es-la-penult… por Makar hace pocos segundos […]

  7. Otra vez dando en el clavo: sabes que si además de crear cualquier síndrome basándose en cualquier fenómeno fisiológico ya sea por el sexo o la edad, lo denominas en inglés y además lo conviertes en siglas, hasta te lo publican
    Te recomiendo una pagina que ya publicité en mi blog; no tiene desperdicio
    http://newstarget.com/disease-mongering-engine.asp
    Un saludo y sigue remando

  8. Para cultivarse:

    – El Gran Secreto de la Industria Farmacéutica. Philippe Pignarre. Eds. Gedisa.
    – La Mafia Médica. Ghislaine Lanciot. Vesicapiscis.org.
    – Cáncer. Qué es, que lo causa y cómo tratarlo. Jose antonio Campoy y Antonio Muro.MK3 Ediciones.
    – El Jardinero Fiel. John Le Carré.
    – Peligro Mortal. Efectos de la prescripción de fármacos. Arabella Melville y Colin Jonson.
    – Traficantes de Salud. Miguel Jara.
    – El Negocio de la Salud. Los Intereses de las Multinacionales y la Privatización de un Bien Público. Varios ensayos de diferentes autores compilados por Meredith Fort. Mary Anne Mercer. Oscar Gish. Ed. Paidos.
    – Cuidate Compa. Manual para la autogestion de la Salud. Eneko landaburu. Ed. Txalaparta.
    – Contra Hipócrates. El Cartel Médico. Los siete pecados capitales de la industria de la salud. Kart Langbein y Bert Ehgartner. Eds. Robinbook.
    – Negocios saludables. Las prácticas de la industria farmacéutica. Hans Weiss
    – El Libro Negro de las Marcas. El lado Oscuro de las Empresas Globales (Debate). Klaus Verner y Hans Weiss.
    – Arturo. Una Muerte en Manos de los Médicos. Benjamín Guix Melcior y Enrique Rubio García.
    – Píldoras, Ganancias y Política. Milton Silverman y Philip R. Lee. Siglo veintiuno Editores.
    – Lo que los médicos no nos dicen. Los Riesgos de la Medicina Moderna. Lynne McTaggart. Ed. Terapias Verdes.
    – Los Inventores de enfermedades: cómo nos convierten en pacientes. Jörg Blech. Editorial Destino.
    – Medicna Enferma. Jörg Blech.
    – Selling Sicness / Medicamentos que nos enferman e industrias farmacéuticas que nos convierten en pacientes. Ray Moynihan y Alan Cassels. Ed. Terapias Verdes.
    – Secretos de la industria Farmacéutica. Efectos adversos de muchos medicamentos: bajo sospecha su fabricación y prescripción. Briand Hubbard. Ed. Terapias Verdes.
    – La píldora de los 800 millones de dólares. La Verdad Sobre el Coste de Los Nuevos Fármacos. Merril Gonzne. Ed Belacqva.
    – Némesis Médica. La expropiación de la salud. Iván Illich.

  9. ¿¿Oponerse a la existencia del TOD es un criterio diagnóstico de TOD?? vaya mundo…

  10. Exelente material y comentarios

  11. Ayer estuve en una charla organizada por el Colectivo contra el Olvido de Valladolid. Los participantes nos exponían su punto de vista de cómo vivieron la transición, pues trataba sobre la Memoria de la Transición.

    Pues bien, a todos los asistentes nos impactó la visión que desde el punto de vista psiquiatrico se nos ofrecía.

    Se nos comentó que todo se reconducía a los denominados “manicomios” lugares a los que se podía acceder vía ingreso gubernativo, judicial o por prescripción médica.

    Ahora resulta que la rebeldía quiere incluirse entre las enfermedades a tratar. ¿No será un modo de querer pararnos los pies y reconducirnos al redil?

    Hace poco leí un libro de Carlos Lozano “Vivir con un niño hiperactivo”. De él resalto un pensamiento.

    “…Al contrario de lo que suele pensarse, el colegio es un sitio en el que hay que permanecer el menor tiempo posible”.

    El día en que la juventud, los niños, los adultos, dejemos de ser rebeldes, ¿qué sociedad tendremos?. Seguiremos luchando para que la sociedad domesticada no llegue a atisbarse siquiera.

    Gracias por tus pensamientos.
    Salud.

  12. Miguel: Tu entrada es magnífica! Supongo que, tan generoso como siempre, me permitirás que la reproduzca en mi blog: tus reflexiones políticas merecen la máxima difusión. Un abrazo!

  13. Lamentable mente los colegios profesionales de Médicos son practica mente “impermeables” a este tipo de información. Ya sea por acción u omisión sus dirigentes no realizan ningún tipo de actividades científicas en la materia. Solo son movilizados por los laboratorios de especialidades medicinales que tienen capacidad de convocatoria mediante la billetera ($). A nivel universitario ocurre algo similar y el estudiante es preparado para servir al sistema imperante . Lamentable pero verídico en mis mas de 30 años de médico entre España y Argentina . DR. SCHURIG TERRAF.

  14. Si somos enfermos entonces no podrán meternos en la cárcel, ¿no? Ah, no perdona, si las cárceles son ahora los nuevos manicomios, que digo…
    Bueno, mejor así, se tiran piedras a su propio tejado, como dijo Jiddu Krishnamurti, “No es signo de salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”. ¿Sano o enfermo? Todo depende del punto de vista, ¿no crees Miguel?
    Ojalá seamos no enfermos, sino enfermedad que carcoma este capitalismo deshumanizante. Gracias por tus aportaciones, ahora más que nunca (porque es lo que nos toca) la batalla está no solo en las calles, sino en las mentes de las personas, y tú nos facilitas el trabajo.
    Un abrazo, salud y transformación.

  15. […] La fuente, quede claro, es de Miguel Jara, podéis ampliar información pinchando aquí. […]

  16. La cruda realidad. Estuve hace 7 anos en EEUU, asisti al instituto y me escandalizo la cantidad de personas con lo que ellos llaman ADD (Atention Deficit Disorder) que padecian muchos de mis companeros y eran tratados (anfetaminas)… Lo que en Espana hasta ese momento era totalmente desconocido… Y me entristezco al ver como estamos siendo infectados con estos metodos… Todo es un circulo dentro del sistema… Educacion, Desatencion de padres, que solucionan las cosas con medicos caros y compra compra… Es terrible… Soy farmaceutica, si queremos, todas las actitudes del ser humano podrian ser tratadas… hasta donde vamos a llegar?

  17. Gracias,muchas gracias por este artículo,porque a veces necesitamos encontrarnos con otros que piensen como nosotros para sentir que no estamos solos.Es como sentir solidaridad por azar.Ya estaba dudando de mi cordura,y gracias a su artículo me he salvado de la locura oficialista.¡Qué mucha razón tiene usted!Gracias por ayudarme a descubrir que alguien piensa como yo,lo que según la cultura oficial me convertía en un inadaptado .Hoy soy más libre porque no estoy solo.Gracias a ud.,no volveré a dudar de mi cordura.

  18. Según cita Okupa más arriba:

    como dijo Jiddu Krishnamurti, “No es signo de salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”.

    Inadaptado, Julio Soto? Bienvenido!!!

    Y felicidades.

  19. […] deste artigo. 0 Comentários Nenhum Comentário até agora Publicar um comentário Feed RSS para […]

  20. “LOS PADRES EN LA PREVENCIÓN DEL ABUSO DE DROGAS”

    La prevención de los problemas derivados del consumo de drogas mediante la acción de los padres y madres resulta, pese a su innegable trascendencia, sorprendentemente poco explorada desde el ámbito científico.
    Porqué debemos realizar prevención desde la familia ? :
    * La familia es un factor etiológico primordial en el uso, abuso y /o dependencia de drogas, por lo que se debe actuar prioritaria mente sobre ella para prevenir.
    * La familia es un ámbito privilegiado para la educación preventiva.
    * La familia puede ejercer un relativo control sobre el resto de las instancias socializadoras (medios de comunicación, escuela, grupo de pares, etc. )
    La desorientación, confusión e ignorancia de los padres en lo que respecta a las drogas constituyen una triada que crea enfrenta miento con los hijos al tocar el tema. Ello nos indica que a los padres les faltan asistencia y orientación de instituciones educativas, materiales y modelos para ejercer adecuadamente su función paren tal. Se debe proceder con cautela al tratar el tema “drogas legales ver – sus drogas ilegales” .La dificultad radicaría en el predominio de motivaciones emocionales y básicamente aversivas en relación con las drogas ilegales (“la inquietud, temor e indignación de los padres de toda la juventud del país”).
    Existe una fuerte intolerancia y rechazo a decir que existe una fuerte intolerancia y rechazo frente a los estereotipos de droga y “drogadicto”, basados en la imagen sesgada y sensacionalista que los medios de comunicación de masa han proporcionado al respecto. Ello crea una fuerte alarma social y da lugar a reacciones viscerales e instintivas para la que es necesario buscar justificación o apoyo a posteriori en la información científica. Excite muy poca motivación respecto a las drogas institucionalizadas, que apenas provocan alarma en una población que se ha acostumbrado a vivir con ellas. Por lo tanto , los riesgos relacionados con éstas últimas se banalizan , mientras que los derivados del consumo de drogas ilegales suelen considerarse minuciosamente e incluso exagerarse.
    Para superar esa desorientación y confusión se precisa tiempo suficiente, un ambiente adecuado y fórmulas que permitan superar la heterogeneidad de niveles de formación previa y de conocimiento sobre drogas de los padres.
    El segundo problema gira en torno a la negación .Los padres, se dice, niegan la existencia de problemas de droga, aún cuando éstos sean evidentes. Se suele situar, de forma errónea , el problema de la droga “en la escuela”, y aunque se reconoce con mayor facilidad el consumo de sustancias en la calle o en el barrio, en cambio no suele aceptarse que su uso más frecuente suele darse en casas particulares de sus propios hijos o de amigos. Pocos padres están dispuestos a aceptar la posibilidad de que su hijo pueda tener un problema con drogas, especialmente si su actitud es estigmatizar el consumo de estas sustancias.
    Para romper este muro de negación sugiero la aplicación de encuestas a la población escolar izada, cuyos resultados globales pueden ser difundidos entre los padres.
    Técnicas e instrumentos utilizados :
    1 – Cursos breves de seis sesiones dirigidos por un profesional cualificado : resulta útil para aumentar la comunicación empática entre padres e hijos y para que los primeros aprendan a facilitar la toma de decisiones por parte de los últimos. Los cursos son capaces de aumentar el nivel de información sobre aspectos que previamente desconocen. En cambio, parece mucho más difícil modificar sus creencias erróneas previas , a menudo sólidamente arraigadas.
    2 – Grupos auto organizados de padres : constituyen un apoyo relativamente sólido. Los padres actúan como promotores de acciones preventivas de muy diversas índoles realizadas a menudo por otros colectivos ( personal sanitario, profesores, etc.).
    No olvidemos que una “presión coordinada” de los padres puede ejercer una influencia más significativa en el comportamiento de los adolescentes que la presión de sus iguales. Por otra parte la “presión constructiva” para que los padres más permisivos adopten comportamientos de mayor autoridad al saber que deberán responder de sus concesiones excesivas en la reunión semanal del grupo de padres.
    3 – La posibilidad y conveniencia de llegar a los padres a través de los hijos , método que ha demostrado su eficacia no solo para modificar el comportamiento y percepción de los padres, sino lo que es muy importante, para implicar a los hijos en una dinámica actitudinal positiva y difícilmente reversible. Las acciones encuadradas en éste método deben ser planificadas con cuidado para no herir susceptibilidades, pero especialmente en el campo del tabaquismo han resultado ser doblemente útiles para que los padres se replanteen su comportamiento de fumar y los hijos, que han intentado persuadirles, sientan luego como especialmente disonante realizar el comportamiento que ellos mismos habían intentado prevenir.
    Resulta de la máxima importancia , en el marco constructivo de la Promoción de la Salud y el Bienestar , poner los cimientos de una colaboración sólida entre organizaciones de padres, profesionales, expertos en drogodependencia, el sistema educativo y las instituciones dedicadas a la prevención de los problemas de drogas para desarrollar programas educativos y de acción comunitaria de alta intensidad y largo alcance, bajo perspectivas que busquen la máxima eficacia en la reducción de todo tipo de problemas ligados a las drogas, huyendo a la vez del fundamentalismo y las recetas fáciles cuya ineficacia ha quedado sobradamente demostrada a lo largo de los últimos decenios.
    Por último, parece imprescindible incrementar el intercambio de información entre las personas y grupos que en unos y otros países se ven embarcadas en esta aventura común y prestar una atención especial a la publicación de las experiencias realizadas como método privilegiado para tal comunicación.
    Dr. Juan Carlos Schurig Terraf.
    Máster en Drogodependencias.

  21. Entre las enfermedades de la conciencia tenemos a LA NORMOPATÍA.

    Hoy al servicio de las Corporaciones.

  22. FELICIDADES MIGUEL, EXCELENTE ARTICULO…YO SOY PSICOLOGA CON MAESTRIA EN FILOSOFIA…ES INCREIBLE LO QUE PERCIBEN Y VIVEN LOS NIÑOS….SON LOS QUE MAS SUFREN EN UN MUNDO QUE NO ES CONGRUENTE…CON ADULTOS QUE MIENTEN Y SE CONTRADICEN…UN FUERTE ABRAZO DESDE MI BELLO PUERTO AMURALLADO Y OJALA PUEDAS TENER OPORTUNIDAD DE VISITAR MI SITIO… http://mbgenvozalta.blogspot.com

    MARILUZ.

  23. Estoy muy preocupado por mi salud.

    Durante 35 años no he visitado un médico, no he tomado medicinas, no me han puesto vacunas, y lo que es peor, siempre hago caso omiso de toda recomendación de “especialistas”, en un absoluto y vergonzoso descuido de mi salud.

    Y sin embargo sigo vivo, ¿será un efecto secundario de los porros?, ¿será un cuadro agudo de rebeldía ante los agentes patógenos?.
    Ayúdeme doctor, tengo una enfermedad tan invasiva que me impide tener cualquier otra.

  24. DE ESPECTADOR A ACTOR

    Cuando el paciente abandona el rol de espectador de su vida y deja de soportar los acontecimientos como cosas del azar, asume que es el único responsable (actor) de todo lo que le ocurre. Entonces toma las riendas de su vida y la conduce donde y como quiere. Crea su futuro. Se convierte en el autor – actor de su propia vida.
    La victimitis y todos sus males ceden su lugar a la responsabilidad.
    El actor es también el reflejo de su propia vida en el escenario y se las arregla para montar una bonita historia con un final feliz.
    El paciente toma el control de su salud. Sabe que es el único que puede curarse porque tiene fe en su divinidad. También sabe que nadie puede hacerlo por él, los especialistas tan solo pueden ayudarle a tomar conciencia. También sabe que la enfermedad es una oportunidad para reajustar su punto de mira, para rea linear su vida, se lo agradece y la convierte en su aliada.
    El verdadero médico es el médico interior. La mayoría de los médicos desconocen esta ciencia que sin embargo funciona muy bien.

  25. UN MOMENTO PARA REFLEXIONAR , TAMBIÉN HACE A SU SALUD

    LA NATURALEZA HUMANA.

    Estamos demasiados acostumbrados a escuchar :
    “La naturaleza humana es corrupta y la corrupción siempre gana la partida.
    La naturaleza humana no puede cambiarse”. Es cierto?.
    La forma en que percibimos a los demás es el espejo testigo de la manera en que nos percibimos a nosotros mismos. Quien no confía en los demás, no confía en si mismo. La naturaleza humana es corruptible, pero de ningún modo esencialmente corrupta.
    Uno puede poner su inteligencia a las órdenes de la materia y sumergirse en la corrupción o bien a las del espíritu e irradiar amor y equidad. Esta elección no está predeterminada; la hacemos cada día, en cada instante.
    A los que me dicen que no se puede luchar contra la corrupción, les propongo que piensen en diez personas allegadas y seleccionen a las corruptas. Normalmente solo encontrarán solo una . Es significativo este porcentaje del 10% ?. No. Entonces, ¿porqué pensamos así?.
    Porque durante siglos , las autoridades no han inculcado esta canción para sembrar la discordia entre nosotros. Durante siglos se nos ha repetido que : “el hombre es un lobo para el hombre”, sin advertir que el ser humano es capaz de trascender sus instintos, cosa que no puede hacer el lobo, que está sometido a ellos. Si empequeñecemos la naturaleza humana nos comportamos como animales sumisos; pero si la elevamos, entonces nos comportaremos como Dioses y Diosas soberanos. Es nuestra elección. Somos los creadores de nuestro futuro.
    Es Utópico!. Sí, mejor así. Y añado una frase que traduce perfectamente lo que pienso : “ utopía o muerte”.
    ¡ Yo he elegido la vida!.¿ Y vosotros?. Os invito a hacerlo. En este comienzo de milenio en el que nos precipitamos hacia nuestro propio exterminio y el totalitarismo mundial, ya no basta con pequeños cambios. O transformamos nuestro antiguo sistema de valores o morimos.
    Personalmente he optado por la transformación y comparto mi elección con vosotros. Ahora os toca elegir y responder a la siguiente pregunta :

    ¿ Morir o Vivir?.

  26. MEDICINA POST – GLOBALIZACIÓN

    Hoy ya no podemos decir que nuestro modelo social, político, económico y de salud es una “autentica” creación Argentina. El modelo está extendido en todo el planeta y la salud no está a salvo de el. Todos padecemos de los mismos síntomas no solo en salud sino de la enfermedad del modelo .
    Enfermedades como el cáncer, el sida y las enfermedades del sistema inmunitario, las enfermedades degenerativas ( como el Alzheimer), cada cual más extraña que la anterior, amplían sus estragos, que somos incapaces de detener, mientras desbastada a nuestra población , y nuestros bolsillos. A lo que debemos agregar en nuestra geografía tercer mundista de un crecimiento de las enfermedades directamente ligadas a la pobreza : desnutrición, enfermedades infecto contagiosa, etc..
    Desde la formación académica de los profesionales de la salud hasta la forma de trabajar de las distintas instituciones relacionadas a la salud se ponen en evidencia en un común denominados: “Enfermedad sí, salud No”. Por ejemplo el médico trabaja sobre las enfermedades y no sobre la salud, las enfermedades tiene para ellos un responsable : un agente patógeno con nombre de bacteria, virus, etc. o la carga hereditaria . En ningún caso se contempla y valora el terreno o sea la persona. Si al médico se le presenta una persona que le anuncia que desea mejorar su salud y le pide ayuda. El médico no sabrá de que le habla: “la Salud?”. ¡No la conozco! . Si en cambio si fuma , si tendrá derecho al menos a un sermón. Hoy para el médico salud es ausencia de enfermedad y si no estáis enfermo automáticamente se te clasificará como sano y por lo tanto no necesitas médico. Los antiguos chinos en su sabiduría mantenían con buena salud a sus pacientes que en caso de enfermar hacía perder credibilidad a su medico.
    Las consultas médicas en serie en lugar de seria se hacen con escasos cinco minutos donde el médico se limita a preguntar los datos personales y numero de afiliado a fin de llenar formularios que entre otras cosas servirán para pedir una gran cantidad de estudios complementarios que hacen imprescindible la labor profesional, digo imprescindible por dos motivos : uno económico para el médico que suele recibir un % de los estudios y segundo por haberse formado como un “lector” de estudios complementarios incapaz de arribar a un diagnóstico por otras innumerables formas mas rápidas, menos cruentas y muy económicas .
    Los profesionales de la salud que se han visto transformados en empleados de compañías que le exigen la atención de un número importante de pacientes en poco tiempo, que le abonan sumas insignificantes de dinero por el acto médico más importante y el peor pagado. Haciendo que el médico laborioso que se toma una hora por paciente difícilmente pueda pagar el alquiler de su consulta
    Las compañías aseguradoras la salud no tiene ninguna previsión en sus tarifas, por lo que aun cuando el médico no encuentre nada anormal , deberá urdir un diagnóstico para la aseguradora.
    El actual sistema de salud es en realidad un sistema de enfermedad.
    Se practica una medicina que :
    * Trata la enfermedad y no la salud: solo reconoce la existencia del cuerpo físico, trata el síntoma y no la causa.
    * Mantiene al paciente en la ignorancia y la dependencia.
    * Estimula el consumo.

  27. Muy bueno por eso sigo pensando que dejarnos quitar la salud publica y otros logros sociales nos avocaria sin remedio a padres comodos ymedicos sin escrupulos ni control previo pago, cape usted mentalmente a mi hijo que no es como yo cuando tenia su edad…………perdon por los puntos y comas

  28. El cambio comienza por uno mismo.
    Mas allá de puntualizar las malas acciones de los demás está la inteligente actitud de cambiarse a uno mismo al tiempo que buscar para los otros la educación por el propio ejemplo. Esto es sabiduría !.
    Por otra parte las personas deben de conocer otras opciones terapéuticas , que por supuésto existen.
    Atte . Dr. Juan Carlos Schurig Terraf.

  29. NUEVAS Y FALSAS ENFERMEDADES SE CREAN CADA DÍA

    Los ejemplos abundan: desde el embarazo que es un acto fisiológico de plena naturalidad y normalidad, se ha convertido en un negocio de la medicina. En nombre de la necesidad de saber como va el bebé se realizan pruebas a la madre y se las somete a los parámetros llamados de “normalidad” que no deben se rebasados o alterados y pobre de ella si los parámetros no son ajustados o dudosos : comienza el infierno de las investigaciones, si el bebé no se ajusta al “orden” , se provocará el parto o se practicará a cesárea y a partir de entonces y siempre en nombre de la prevención , todos los partos posteriores se harán mediante cesárea.
    Cada etapa natural de la vida de la mujer es tratada como una enfermedad: menstruaciones y síndrome premenstrual, conceptuando como enfermedad menopausia el fin de las menstruaciones para la que se proporciona a la mujer hormonas con objeto de prevenir complicaciones, trayendo con ello más complicaciones ya que intentar prolongar lo que la naturaleza da por finalizado no solo es costoso sino riesgozo. Se dan reprimendas a las mujeres que no se realizan los estudios programados y con ello se dispara el miedo.
    Se medica a los niños rebeldes o que no cumplen las normas del estándar de la sociedad medicalizada : si se le declara hiperactivo se le medica contra una enfermedad imaginaria.
    Las compañías farmaceuticas superan sus presupuestos en publicidad a los de investigación – aun cuando niegan hacer esto -. como al hecho de que sus investigaciones están abocadas a productos rentables y no a nuevos productos que algunos enfermos necesitan imperativamente. Por supuesto de que no cabe esperar de que sean las compañías farmacéuticas las que informen al público de que las medicinas son causas de numerosas enfermedades, de un tercio de los costes hospitalarios y de basten tes muerte … impunes.
    Lamentablemente a la hora de crear enfermedades donde no las hay , todos los miembros de la medicina convencional se dan la mano y seguro que hacen de que te sientas enfermo. El poder económico ha tomado el control de la medicina con desastrosos resultados que conocemos y el que no está de acuerdo es acusado de hereje y charlatán, se lo hostiga o se le persigue e intimida de múltiples forma. La inquisición sigue viva y la caza de brujas continua en el 2.003.
    Hoy la salud de los pueblos está en manos de un gobierno mundial, se ha desposeído a los países de su soberanía en materia de salud para transferirla a un gobierno mundial, no elegido, cuyo ministerio de salud es la OMS que a su vez es controlada por la banca internacional que simplificada mente declara : medicamentos y vacunas para todos. Para mayor confusión se presentan como salvadores y como nadie entiende ni jota , nos parece bien. Nadie osaría de las buenas intenciones de la OMS, pero hay que saber quien controla a la OMS. y la ONU.

    Dr. JUAN CARLOS SCHURIG

  30. Bravo, Juan Carlos. Nada que añadir, nada que objetar. Más médicos como tu, eso es lo único que pido.

  31. Fascinante artículo, enhorabuena. Me encantaria que me dieras permiso para publicarlo en nuestro blog, por supuesto firmado por tí, anuciando tu sitio web… etc. Es un tema del que las educadoras debemos estar muy alerta. Un abrazo

    Izas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: