La era del éxito del control social

Esta es la novena entrega de la colección de artículos que el profesor Máximo Sandín ha titulado Darwin, las ideas dominantes y los que dominan.

Como saben, este año se conmemora el segundo centenario del nacimiento de Charles Darwin, autor de la polémica teoría de la evolución. Por ello estoy publicando unos artículos que Sandín, profesor de Antropología Biológica en el Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid, me ha enviado. Espero que les gusten y que contribuyan la debate.

-Cuando yo uso una palabra -insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso- quiere decir lo que yo quiero que diga…, ni más ni menos.

-La cuestión -insistió Alicia- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

-La cuestión -zanjó Humpty Dumpty- es saber quién es el que manda…, eso es todo.

Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas.


Las cifras son astronómicas. El dinero requisado a los ciudadanos que se está empleando para “salvar a la banca” y “sanear empresas” podría haber acabado con el hambre en el Mundo no se sabe cuantas veces. Pero es la lógica “del mercado”. Si semejante latrocinio no ha provocado una rebelión popular en los llamados “países civilizados”, se podría decir, sin ánimo de dramatizar, que lo han conseguido. Han conseguido domesticar, controlar nuestras mentes. Y con sólo unas pocas frases hipnopédicas:

Siempre ha habido mercados… La libertad de mercado es el instrumento que mejor colabora a la libertad personal… Es la libertad de elegir mercancías de modo que las transacciones sean moralmente voluntarias y también que exista información perfecta y otras condiciones que garanticen la competencia perfecta

El precio de los bienes o servicios es acordado por el consentimiento mutuo de los vendedores y de los compradores mediante las leyes de la oferta y la demanda

Sólo hay un pequeño problema que enturbia la perfección del funcionamiento de esta “leyes”. Que no hay para todos:

El hombre, si no puede lograr que los padres o parientes a quienes corresponde lo mantengan, y si la sociedad no quiere su trabajo, no tiene derecho alguno ni a la menor ración de alimentos, no tiene por qué estar donde está, en ese espléndido banquete no le han puesto cubierto. La naturaleza le ordena que se vaya y no tardará en ejecutar su propia orden, si ese hombre no logra compasión de alguno de los invitados. Si estos se levantan y le dejan sitio, acudirán enseguida otros intrusos pidiendo el mismo favor y se perturbará así el orden, la armonía de la fiesta y la abundancia que antes reinaba, se convertirá en escasez”. (Tomas Malthus “Ensayo sobre el principio de población”, 1789).


Porque en “el espléndido banquete” sólo hay sitio para los que lo organizan. Quedan, como mucho, los restos para sus lacayos. Pero no existe la menor posibilidad de pensar en una alternativa algo más generosa, capaz de transformar el espléndido banquete para unos pocos en comida suficiente para todos. Se trata de una ley de la Naturaleza. Más aún, como dijo John Rockefeller  “la supervivencia del más apto /…/ es simplemente la combinación de una ley de la Naturaleza con una ley de Dios”.

Cuando el imperio económico llega a tal magnitud  y, además, se está convencido de tener de su lado semejantes poderes, resulta inquietante imaginar hasta donde se puede pretender  llegar. Por eso, resulta tan alarmante que los mismos que financian a las empresas implicadas en la supuesta “ingeniería genética”, los que financiaron e impulsaron la ambientalmente y socialmente tan catastrófica y económicamente tan rentable “revolución verde” y ahora las poderosas y tóxicas empresas de alimentos transgénicos, sean los que están creando el banco de semillas de Svalbard.La cámara del día del juicio final”.

Valid for the whole of Svalbard 4557.1

No quisiera alarmar sin fundamento a mi suspicaz lector, pero se me ocurre una pregunta: ¿Donde nos quieren llevar? Y supongo que es posible que a él se le ocurra otra: ¿Hay algo que ellos sepan que nosotros no sepamos?

Anuncios

11 comentarios

  1. Excelente

  2. […] La era del éxito del control socialmigueljara.wordpress.com/2009/04/22/la-era-del-exito-del-con… por ExtremaduraP hace pocos segundos […]

  3. Pfffff… pensaba que esta reflexión iba a ser un alegato contra el control social ejercido mediante la carga impositiva desmedida que en este país han establecido quienes viven del erario público dando lecciones de moralidad.

    Lo único que encuentro es el típico y manoseado mensaje de capitalismo=malo malísimo y conspiranoias varias.

  4. Gran post Miguel.Mucha razón tienes , y eso que es ahora , cuando sólo algunos vemos la arista del problema global , dado que siempre la mayoría de las cosas nos permanecen ocultas….

    Un saludo

  5. Liberal…: pensabas que iba a ser un alegato…etc. Y no lo es? Hacia dónde mirabas mientras leías? Leías?

    En cuanto a esto: ” Si semejante latrocinio no ha provocado una rebelión popular en los llamados “países civilizados”, se podría decir, sin ánimo de dramatizar, que lo han conseguido. Han conseguido domesticar, controlar nuestras mentes”… evidentemente, sí: estamos domesticados. Con un móvil de última generación, una tele de plasma de dos metros y vuelos de bajo coste que nos lleven a pasar el fin de semana por ahí… ¿a quién le importa el hambre, y menos la de los demás?

  6. […] Ver en migueljara.wordpress […]

  7. Miguel, que razón tienes, hacia donde nos llevan? y lo peor, como nos llevan?.
    Estamos indefensos e ignorantes, sólo me consuela que “ellos” iran al mismo sitio al que nos llevan.
    Un saludo de una “ya” afectada.

  8. Hola, estaba esperando al siguiente artículo -que supongo tendrá relación con la supuesta pandemia de gripe porcina- aunque el título de éste también sirve: el control social.

    En un receso de la crisis financiera que están/estamos pagando los de siempre, durante estos últimos días estamos asistiendo -una vez más-al anuncio de un supuesto cataclismo mundial unido a la propagación de temores por parte de los organimos oficiales y a la desinformación de los medios de comunicación (un día hay miles de afectados y cientos de muertos; otro que hay casos por todo el mundo; otro que son siete; otro que el responsable de todo parece ser un niño mejicano de cinco años; que ya murió un bebe en EE.UU.; que si la gripe española mató a 20, a 40, o 45 millones de personas en 1918 aunque nadie menciona que la 1ª guerra mundial duraba ya cuatro años; que cuando surgió el asunto de la gripe aviar los “científicos” estaban esperando una pandemia desde hacía diez años…; que si los escépticos son/somos casi criminales por no poner cara de asustados). Nadie ha mencionado hasta ahora que en la composición de las vacunas contra la gripe se utilizan las partículas víricas N1H1 y N3H2 por si tuviera relación con todo esto. Sin embargo ya se ha solicitado la denominación de “nueva gripe” y supongo que no tardarán mucho en pretender vacunar con una nueva vacuna a parte de la población “en situación de riesgo”, como les gusta mencionar a las compañías farmacéuticas.

    Como no soy especialista en nada no afirmo nada, simplemente planteo dudas que mucha gente tiene por certezas cuando reafirman el estribillo de “hay que estar preparados para la nueva pandemia”: a unos les quieren matar mediante las guerras y el hambre, parece ser que a otros mediante el susto.

    Lo que resulta sobrecogedor es el enorme control social que ejerce el poder cuando se activa el miedo: es que no nos dejan vivir. Salud y gracias.

  9. Un bonito palabro el que has inventado, “conspiranoia”, me encanta.
    Y es que tienes mucha razón, quienes hacen de la humanidad una fétida infección planetaria, no son pérfidos e inteligentes conspiradores, de hecho son pedorros de escaso coeficiente intelectual, y su triunfo no se debe a su buen hacer, sino a la indiferencia de quienes les dejan hacer, que somos todos.
    No hay grandes conspiraciones, lo que hay es mucha poltrona y conformismo, además de un exagerado pacifismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: