Crece el movimiento crítico con los impactos de la contaminación eléctrica en la salud

Barcelona acoge entre los días 16 y 19 de febrero el GSMA Mobile World Congress, el Congreso mundial de telefonía móvil de tercera generación. Por ello y por el «evidente riesgo que pueden producir las microondas de la telefonía móvil para la salud humana», varias entidades y plataformas de afectados de la región metropolitana de Barcelona han convocado diversas acciones. Una de sus propuestas es «boicotear el uso indiscriminado del teléfono desconectándolos al menos durante esos tres días que dura el Congreso, excepto para llamadas de emergencia», cuenta Toni Oller, de Ecologistas en Acción Catalunya.

Y es que  albur del desarrollo de los servicios de comunicación inalámbricos y la constatación por medio de numerosos estudios científicos independientes (Reflex o BioInitiative, por ejemplo) del daño que pueden producir estas tecnologías y servicios, están surgiendo cada vez más colectivos críticos. Y se están uniendo. En comunidades, como Madrid, Navarra o Cataluña, y a nivel estatal también. Todavía con cierta timidez pero ya se vislumbra un horizonte en el que una gran coordinadora aúne la mayor cantidad de esfuerzos colectivos e individuales en este campo pues la unión ya se sabe que hace la fuerza y la atomización provoca que las energías se pierdan en el camino.

Están ocurriendo muchas cosas y muy positivas en el campo de la lucha contra la contaminación electromagnética que sin duda cargan las pilas de la razón del movimiento crítico con las tecnologías inalámbricas nocivas. El Tribunal francés de Versalles ha condenado a la compañía telefónica Bouygues Telecom por contaminar electromagnéticamente a varios vecinos de Lyon. ¿Los motivos?: «Exposición a riesgo sanitario (…) «molestia anormal y depreciación de sus casa», entre otros. La empresa deberá retirar una torreta de antenas de telefonía e indeminizar a los propietarios de las viviendas afectadas.

Paradójicamente, mientras en diversos países europeos avanza la crítica a la contaminación electromagnética de las telecomunicaciones sin cable -por sus emisiones electrocontaminantes- en Madrid sucede lo siguiente: 

Los autobuses de Madrid tendrán cobertura wifi gratuita en 2016

Conexión wifi en los autobuses de la EMT, más plazas y calles de la capital con libre acceso a Internet sin cables, la posibilidad de navegar a 100 megas… No es un escenario de ciencia-ficción, sino el avance del Plan Director de Infraestructuras de la Telecomunicación, que han acordado el Ayuntamiento de la capital y las principales empresas del sector».


No es un escenario de ciencia-ficción… Es una gran negocio… que implica daños a la salud humana contrastados desde el primer tercio del siglo pasado. Partimos de la idea preconcebida de que la tecnología es buena en sí misma. De que cualquier novedad técnica es igual a progreso y que por lo tanto es Buena. Perolametainmediata debe ser conseguir la aplicación del principio de precaución: ninguna tecnología que quiera ofrecerse al público es buena si no está garantizada su inocuidad. Y este es un ejemplo palpable de que se ha invertido esta norma no escrita pero de tan necesario cumplimiento, es una cuestión de salud pública y civilización.

Fruto de ese comienzo de unión entre colectivos que trabajan contra la electropolución es que en Madrid se ha organizado una protesta paralela al evento de Barcelona y a sus acciones reivindicativas. Será el lunes 16 de febrero; una concentración frente al Ministerio de Medio Ambiente (antiguo Ministerio de Agricultura en Atocha) a las 19:00 horas convocada por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM). Según los portavoces de esta organziación: «Mientras el Parlamento Europeo recomienda restringir la instalación de antenas de telefonía móvil para limitar el peligro de la contaminación electromagnética el Gobierno español ofrece incentivos económicos y dotación de infraestructuras a aquellos ayuntamientos que facilitan su proliferación. La FRAVM pide a Miguel Sebastián que revise el RD 1066/2001 (que regula las emisiones electromagnéticas)  de acuerdo a la recomendación europea para garantizar nuestra salud».

Pese al «avance» de las tecnologías inalámbricas y sus discutidos efectos nocivos la «vía francesa» también va imponiéndose en algunos municipios en nuestro país:

El Ayuntamiento de Xirivella ha ganado el juicio que le enfrentaba a France Telecom por la concesión de licencias de telefonía móvil. El Consistorio aprobó en marzo suspender la tramitación y el otorgamiento de licencias de obra y de actividad para instalar las antenas durante un año. (…) El concejal de Urbanismo, Joan Antoni Pérez, señala que se trata de ‘una buena noticia para Xirivella y para la salud de sus vecinos. Además, nos da la razón en nuestra lucha para impedir la instalación de antenas en zonas urbanizadas. Nuestro objetivo es sacar del casco urbano todas las antenas, legales o no‘».

Más info: Móviles y niños: https://migueljara.wordpress.com/2009/01/22/prohibid-que-los-ninos-se-acerquen-a-mi-infancia-y-moviles/

Científicos «escépticos»: https://migueljara.wordpress.com/2008/12/05/afectados-por-la-contaminacion-electromagnetica-replican-al-cientifico-que-duda-de-ella/

Asociación contra el cáncer y Telefónica: https://migueljara.wordpress.com/2008/11/21/la-asociacion-contra-el-cancer-financiada-por-sectores-contaminantes/

El ministro del lobby electromagnético: https://migueljara.wordpress.com/2008/11/11/50-organizaciones-unidas-contra-la-contaminacion-electromagnetica-la-prensa-lo-obvia/

Libro Conspiraciones tóxicas (cap. 1 Adictos a la cobertura): https://migueljara.wordpress.com/libros/conspiraciones-toxicas/