El Congreso vota si declarar España libre de transgénicos

Este miércoles se vota en el Congreso de los Diputados, en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca una Proposición no de Ley para declarar a España como territorio libre de transgénicos. Como hemos narrado en ocasiones, según advierten las asociaciones campesinas, en la Península Ibérica ya no queda maíz sin contaminar con transgénicos, ni siquiera el de producción ecológica. Esto significa un desprecio total por la cultura popular, por el saber campesino de siglos durante los cuales los agricultores combinaron semillas libre y artesanalmente para encontrar las mejores variedades, produciendo cultura, alimentando a la población. Lo que está debatiéndose en el Parlamento español es una Proposición no de Ley en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca para declarar España libre de transgénicos.

mundomonsanto1

Nuestro país es el único de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala. En España, en este año de 2008, se han cultivado 80.000 hectáreas de un maíz modificado genéticamente prohibido en siete países europeos. El último en dar el paso, Francia, prohibió su cultivo tras publicarse una serie de estudios científicos que evidenciaban sus impactos ambientales, incertidumbres sobre sus efectos para la salud y la imposibilidad de controlar su dispersión y proteger otros tipos de agricultura.Las semillas protegidas por patentes y por tanto de pago de las grandes compañías biotecnológicas que controlan el mercado mundial, como Monsanto, están destinadas a promover cultivos de variantes de marca que nos abocan a la desaparición de la vida en los campos, del mundo rural, de la capacidad de los agricultores y ganaderos para alimentarnos con calidad y de dejar el control de la alimentación mundial en manos de empresas que sólo buscan rentabilidad para sus accionistas.

Se produce así un perverso diseño del mundo en el que los agricutores que no paguen por sus semillas no merecen existir, como ocurre en India. Organizaciones sociales, ecologistas, de productores y ciudadanos preocupados están pidiendo a los políticos que regulen con responsabilidad y que apoyen la Proposición no de Ley 161/000296 para declarar España libre de transgénicos, lo que supondría un paso fundamental para proteger nuestro medio ambiente, la salud pública y apostar por un modelo de agricultura sostenible y de calidad.